Acuerdo comercial del Pacífico favorecerá sector agroalimentario en Chile: cancillería

lunes 5 de octubre de 2015 15:32 CDT
 

SANTIAGO, 5 oct (Reuters) - El amplio acuerdo comercial alcanzado por 12 naciones de la cuenca del Pacífico permitirá terminar con exclusiones que favorecerán las exportaciones del sector agroalimentario chileno, dijo el lunes la cancillería.

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) es un pacto comercial que cubrirá un 40 por ciento de la economía mundial e incluye a Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

"El TPP definirá los acuerdos comerciales del siglo XXI. Seremos parte del esquema económico más grande y moderno del mundo, considerando que el TPP es la negociación plurilateral más importante de los últimos 20 años", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz.

Si bien Chile ya tiene pactos comerciales con todos los miembros del TPP, no todos los acuerdos suscritos por la nación sudamericana presentan el mismo grado de profundidad.

"Este acuerdo permitirá terminar con exclusiones que afectan, por ejemplo, a nuestro sector agroalimentario. Estos cambios se traducirán en mayor acceso a mercado cuando comience a regir el nuevo acuerdo", dijo la cancillería en un comunicado.

A modo de ejemplo se explicó que con Estados Unidos y Australia hoy Chile tiene casi el 100 por ciento del comercio con arancel cero, pero los tratados bilaterales con países como Japón, Malasia y Vietnam poseen importantes exclusiones, especialmente en el sector agroalimentario.

En el período 2009-2014, el comercio chileno del sector agropecuario, silvícola y pesquero con los países que integran el TPP tuvo un crecimiento promedio anual de 5,3 por ciento.

En particular, de los más de 3.000 millones de dólares de exportaciones de fruta fresca al año, un 42 por ciento se dirige a esa zona, por ello la relevancia de este pacto.

En esa línea, el acuerdo negociado establece además un conjunto de normas que facilitará el comercio y propiciará mejores regulaciones en el ámbito sanitario y fitosanitario, lo que permitirá que los bienes chilenos entren a esos mercados en condiciones más previsibles y estables.

El acuerdo, que demoró en sus negociaciones cinco años, ahora deberá continuar con su revisión legal, tras lo cual será discutido en los Parlamentos de los países integrantes. (Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Patricia Avila)