CIDH dice hay indicios de ejecuciones extrajudiciales de policías federales en México

viernes 2 de octubre de 2015 19:13 CDT
 

MÉXICO DF, 2 oct (Reuters) - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo el viernes que hay indicios de ejecuciones extrajudiciales en el convulsionado estado de Michoacán, al occidente de México, en dos casos en los que policías federales abatieron a 58 personas y que el Gobierno asegura que fueron enfrentamientos.

El organismo, dependiente de la OEA, dijo tras una visita al país esta semana que México vive una grave crisis de derechos humanos caracterizada por desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, tortura y niveles críticos de impunidad, así como una deficiente atención a las víctimas.

"Los hechos que han sido reportados, los testimonios, las informaciones (...) sugieren por lo menos la existencia de ejecuciones extrajudiciales, por lo tanto tiene que haber una investigación debida", dijo James Cavallaro, vicepresidente de la CIDH, en una rueda de prensa junto con una delegación del organismo.

En enero, el Gobierno informó que 16 personas, su mayoría integrantes de grupos de autodefensa civil surgidos para hacer frente a un cártel del narcotráfico, murieron por fuego cruzado en el municipio de Apatzingán, uno de los más violentos de Michoacán.

Meses después, una investigación periodística indicó que efectivos de la Policía Federal los habrían masacrado en la plaza principal del pueblo.

En mayo, la Comisión Nacional de Seguridad, de la cual dependen los policías federales, informó de un enfrentamiento en un rancho del pequeño pueblo de Tanhuato, también en Michoacán, donde efectivos abatieron a 42 supuestos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Posteriormente, una investigación periodística señaló que los fallecidos tenían tiros por la espalda y signos de tortura, al tiempo que sus familiares aseguran que muchos de ellos no pertenecían a la organización criminal.

"Estamos hablando de personas civiles desarmadas", agregó Cavallaro.

Estos señalamientos se suman al caso de 22 delincuentes asesinados por soldados el año pasado en el municipio de Tlatlaya, en el Estado de México, donde el Gobierno debió dar la razón a publicaciones de dos medios que señalaban que al menos 15 de ellos fueron ejecutados. (Reporte de Anahí Rama)