México extradita a EEUU dos líderes narcos en un grupo de 13 delincuentes

miércoles 30 de septiembre de 2015 17:17 CDT
 

MÉXICO DF, 30 sep (Reuters) - El Gobierno mexicano extraditó el miércoles a Estados Unidos a los narcotraficantes Edgar "la Barbie" Valdez y Jorge "El Coss" Costilla Sánchez, líderes de bandas actualmente debilitadas pero que están señalados por traficar cientos de toneladas de drogas y de asesinatos, informaron las autoridades.

Junto a ellos fueron extraditados otros 11, algunos de los cuales son señalados por haber participado en sonados homicidios de funcionarios estadounidenses en 2010 y 2011 en Ciudad Juárez y en el central estado de San Luis Potosí.

Valdez estaba detenido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, de donde en julio escapó Joaquín "el Chapo" Guzmán, cabecilla del cártel de Sinaloa y considerado uno de los mayores narcotraficantes del mundo.

"La Barbie" trabajó para Guzmán a mediados de la década del 2000 pero cuando fue detenido, en agosto del 2010, luchaba por liderar el cártel de los Beltrán Leyva tras la muerte del líder del clan, Arturo Beltrán Leyva.

"Fueron entregados a las agencias correspondientes de Estados Unidos para su traslado vía aérea", dijo en un breve mensaje a medios de comunicación el jefe de la Agencia de Investigación Federal de la fiscalía federal, Tomás Zerón.

Por su parte, "el Coss" es un ex líder del cártel del Golfo, una de las organizaciones más antiguas del narcotráfico mexicano que comenzó a debilitarse tras su captura en septiembre del 2012, lo que se sumó a la muerte de su socio Antonio "Tony Tormenta" Cárdenas Guillén en noviembre del 2010 a manos de las autoridades.

El Gobierno mexicano llevaba varios años sin realizar extradiciones de líderes importantes de organizaciones del narcotráfico, también dedicadas a secuestros y extorsiones y consideradas una de las peores amenazas a la seguridad entre Estados Unidos y México.

La mayoría de los extraditados el miércoles son reclamados por cortes estadounidenses por delitos de narcotráfico, homicidio, lavado de dinero y asociación delictuosa.

Algunos de ellos eran reclamados por Estados Unidos pero no tenían antecedentes ni causas penales en México. (Reporte de Anahí Rama. Editado por Javier Leira)