Masiva protesta en México aumenta presión sobre Peña por caso de estudiantes desaparecidos

sábado 26 de septiembre de 2015 16:41 CDT
 

Por Lizbeth Díaz

MÉXICO DF, 26 sep (Reuters) - Una multitudinaria manifestación en Ciudad de México el sábado, para exigir respuestas sobre la desaparición de 43 estudiantes hace un año, aumentó la presión sobre el presidente Enrique Peña Nieto para que aclare el trágico caso que golpeó la imagen de México y envió oleadas de indignación por el mundo.

La exigencia para conocer la verdad lanzadas por decenas de miles de personas que marcharon hacia el Zócalo, la principal plaza capitalina, aumentó luego que un grupo de expertos aseguró este mes que los jóvenes no fueron incinerados en un basurero, como concluyó la fiscalía mexicana.

Los investigadores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señalaron además un gran número de fallas en la investigación oficial y dijeron que hay indicios de que los cinco detenidos que confesaron el crimen fueron torturados.

"La pregunta es ¿dónde están si no fueron quemados en el basurero? ¿qué pasó con ellos?", dijo Mariana Corral, una maestra de 43 años, quien participó en la protesta bajo un cielo nublado y lluvioso que obligó a muchos a sacar capas de plástico y paraguas.

"El Gobierno tiene que reconocer que el caso quisieron cerrarlo por la imagen que este crimen dio al país", agregó.

La marcha fue encabezada por padres y familiares de los jóvenes de magisterio rural de Ayotzinapa, en el sureño estado de Guerrero, que hace un año desaparecieron en la ciudad de Iguala, cuando luego de una protesta policías se los llevaron en patrullas para luego entregarlos a un grupo criminal, según las autoridades.

Otros manifestantes dijeron que su movimiento está lejos de desaparecer y que seguirán presionando para conocer la verdad de los trágicos acontecimientos.

"Hoy vemos cómo la gente volvió a salir a decirle al presidente que no le creemos, no somos idiotas. México tiene que comenzar con este caso, fue una mentira que no nos vamos a tragar", dijo Moisés Acosta, un empleado de 30 años.   Continuación...