Llegan a casa los seis mexicanos heridos en ataque por fuerzas de seguridad en Egipto

viernes 18 de septiembre de 2015 10:58 CDT
 

MÉXICO DF, 18 sep (Reuters) - Seis turistas mexicanos que fueron heridos el domingo en un confuso ataque aéreo en Egipto llegaron el viernes a México, mientras el Gobierno reiteró que espera los resultados de una investigación del episodio en el que murieron otros ocho connacionales, así como una indemnización a las víctimas.

Los lesionados, cinco mujeres y un hombre, fueron bajados del avión presidencial en el que regresaron al país en una plataforma especial para ser trasladados inmediatamente en un helicóptero a una institución médica.

La secretaria de Salud, Mercedes Juan López, dijo que los heridos presentan problemas respiratorios, quemaduras y fracturas, pero aclaró que ninguno tiene heridas de bala.

La cancillería mexicana envió el jueves una nueva nota diplomática al Gobierno de Egipto exigiendo que los ciudadanos mexicanos heridos y las familias de los fallecidos en el ataque perpetrado por fuerzas de seguridad egipcias sean indemnizados.

La canciller, Claudia Ruiz, dijo el viernes que la administración del presidente Enrique Peña Nieto esperará los resultados de las pesquisas antes de considerar si apela a otras instancias para lograr una respuesta satisfactoria.

"Estamos evaluando en todo momento las vías a seguir, tanto en la parte diplomática como en lo que corresponde a la vía de derecho internacional", dijo en una conferencia de prensa en el aeropuerto.

"Esperamos los resultados de la investigación que ya se lleva a cabo por parte de las autoridades de Egipto, repito. La vía internacional no se puede descartar pero debemos esperar", agregó, asegurando que espera que en los próximos días sean repatriados los cuerpos de los fallecidos, que están en Egipto.

Ruiz no dio detalles sobre el ataque ni sobre las razones específicas por las que murieron los otro ocho mexicanos, que habrían sido bombardeados desde el aire mientras hacían una parada para descansar y comer en un desierto. El gobierno de Egipto asegura que estaban en una zona restringida y que fueron confundidos con insurgentes. (Reporte de Ana Isabel Martínez. Editado por Pablo Garibian)