México admite que ocho ciudadanos murieron en Egipto en ataque cometido por fuerzas de seguridad

martes 15 de septiembre de 2015 10:41 CDT
 

MÉXICO DF, 15 sep (Reuters) - La cancillería de México admitió el martes que ocho turistas mexicanos murieron el domingo en Egipto a manos de fuerzas de seguridad que confundieron la caravana en la que viajaban con militantes insurgentes, una cifra mayor a la informada inicialmente.

"Hasta este momento esa es la cifra", dijo Reyna Torres, directora de protección a mexicanos en el extranjero de la cancillería, cuando se le preguntó si ese era el número de fallecidos en el incidente.

El Gobierno mexicano había confirmado sólo dos muertos, además de seis heridos.

En el ataque cometido en el desierto murieron 12 personas y otras 10 resultaron heridas, de acuerdo a autoridades egipcias que desde el lunes hablaban de ocho mexicanos muertos.

La funcionaria dijo en una entrevista radial que se está en proceso de identificar cabalmente los restos de seis personas.

"Ahora sí, ahora que se ha iniciado (el proceso de reconocimiento) estaremos en las próximas horas en condiciones de corroborar efectivamente los restos a los que nos han dado acceso", afirmó.

La canciller, Claudia Ruiz Massieu, viaja a Egipto con familiares de las víctimas y tres expertos de la policía científica, quienes harán pruebas adicionales a los cuerpos.

Sobrevivientes al incidente dijeron que fueron bombardeado desde un avión y helicópteros. Cuando parte del convoy de turistas intentó escapar, otros agentes de seguridad les dispararon en tierra, detallaron fuentes de seguridad egipcias.

Egipto libra una batalla contra la insurgencia que se fortaleció después de que militares depusieron al presidente islámico Mohamed Mursi de los Hermanos Musulmanes a mediados del 2013, luego de enormes protestas contra su Gobierno.

Los insurgentes, encabezados por una rama del Estado Islámico en Egipto, han matado a cientos de soldados y policías y comenzaron a atacar objetivos occidentales. (Reporte de Adriana Barrera, Editado en español por Janisse Huambachano)