RPT-ACTUALIZA 4-Expertos derriban investigación Gobierno México sobre posible masacre 43 estudiantes

lunes 7 de septiembre de 2015 05:46 CDT
 

(Repetición de nota transmitida la noche anterior. No altera texto)

Por Lizbeth Diaz

MÉXICO DF, 6 sep (Reuters) - Un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que revisó la investigación sobre la posible masacre de 43 estudiantes en México, derribó el domingo la conclusión oficial de que los jóvenes fueron incinerados en un basurero y adjudicó responsabilidad por los hechos a fuerzas federales.

Los expertos señalaron un gran número de fallas en la investigación y dijeron que hay indicios de que los cinco detenidos que confesaron el crimen fueron torturados, lo cual pone más presión al gobierno de Enrique Peña Nieto en un caso que despertó indignación dentro y fuera del país.

La fiscalía federal presentó en enero lo que llamó "la verdad histórica" sobre los estudiantes, señalando que fueron confundidos con sicarios de un grupo de la delincuencia organizada en la sureña ciudad de Iguala, asesinados y quemados en el basurero del pueblo vecino de Cocula.

Sin embargo los expertos, entre los que se encuentran la ex fiscal colombiana Ángela Buitrago y la guatemalteca Claudia Paz y Paz, pidieron un peritaje al especialista peruano José Torero -quien participó en los estudios posteriores al derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York- que estableció que en el lugar no hubo un incendio de dimensiones como para quemar 43 cuerpos.

"Hay enormes contradicciones entre el peritaje y las versiones dadas por los inculpados (...) Ese evento (la quema en Cocula), tal y como ha sido descrito, no pasó", dijo el español Carlos Beristain, uno de los integrantes del grupo.

De acuerdo a la estimación de Torero, para incinerar 43 cuerpos deberían haberse utilizado 30 toneladas de madera y el fuego tuvo que arder por 60 horas. Además, la llama tendría que haber alcanzado 7 metros y el humo 300 metros, lo que habría llamado la atención de la población.

El 26 de septiembre del 2014, un centenar de estudiantes, pertenecientes a la escuela de magisterio rural de Ayotzinapa, llegaron a Iguala para apoderarse de autobuses que iban a utilizar para acudir a una protesta en la capital, cuando fueron atacados a balazos por policías municipales y sicarios.   Continuación...