Precios a largo plazo del petróleo de EEUU tocan nuevos mínimos, México no es el culpable

jueves 20 de agosto de 2015 17:37 CDT
 

NUEVA YORK, 20 ago (Reuters) - Los futuros a largo plazo del crudo en Estados Unidos para el próximo año y más allá cayeron el jueves a nuevos mínimos, en algunos casos por debajo de 50 dólares el barril, en momentos en que los contratos más cercanos mostraron cierta estabilidad luego de un desplome de dos meses.

La caída excepcionalmente pronunciada y el alto volumen de operaciones de los llamados "contratos diferidos" -en contraste a la relativamente baja actividad en las posiciones más próximas- generó especulaciones entre los operadores de petróleo sobre la posible causa, que iban desde una liquidación forzada de fondos a una nueva ronda de coberturas de productores.

No había de inmediato evidencia para respaldar ninguna de las especulaciones.

Sin importar la causa, la baja podría exacerbar la creciente sensación de que los precios del petróleo seguirán bajos por más tiempo, en parte debido a las señales de que la producción de esquisto en Estados Unidos está resultando más resistente que lo esperado de cara a los bajos precios.

Algunos creen que "la situación de exceso de suministros no va a mejorar el próximo año y que podría acompañarnos por un tiempo", dijo Gene McGillian, analista senior de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

La liquidación fue aún más inusual, ya que ocurre después de que México dijo que había completado su programa anual de coberturas el 14 de agosto, eliminando uno de los principales factores que los operadores solían citar en el pasado como motivo de una baja de los precios a largo plazo.

La Secretaría de Hacienda de México compró opciones "put" en el mercado de derivados internacionales equivalentes a 212 millones de barriles, para asegurar un precio promedio de 49 dólares por barril.

Aunque para las coberturas utilizó opciones, en lugar de futuros, el efecto neto sobre el mercado tiende a ser bajista, dicen los operadores.

El contrato de crudo referencial estadounidense para diciembre del 2016 cayó 92 centavos, para cerrar en 49,27 dólares por barril. Ha perdido casi 3 dólares, o más de un 5 por ciento, en dos días. La posición de diciembre del 2017 cedió 1,12 dólares, a 53,67 dólares por barril.

En contraste, el contrato para octubre de este año ganó 5 centavos el jueves, impulsado por la aparición del primer huracán de la temporada del Atlántico 2015. (Reporte de Jonathan Leff y Robert Gibbons en Nueva York y Catherine Ngai en Toronto; Editado en Español por Ricardo Figueroa. LEA)