Gobernador mexicano será llamado a declarar por asesinato de fotógrafo y otras cuatro personas

lunes 10 de agosto de 2015 15:17 CDT
 

MÉXICO DF, 10 ago (Reuters) - El Gobernador del estado mexicano de Veracruz, Javier Duarte, rendirá declaración como parte de las investigaciones por los asesinatos de cinco personas, entre ellas el fotógrafo Rubén Espinosa, quien había denunciado amenazas en esa región por parte de gente cercana a la administración estatal.

El homicidio múltiple generó fuertes reacciones de organizaciones de periodistas y activistas de derechos humanos, que responsabilizan a Duarte por la muerte de Espinosa y por negligencia en las investigaciones de una decena de casos previos de crímenes de periodistas en el estado.

El alcalde de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo el lunes que Duarte se mostró dispuesto a colaborar con la investigación que lleva el Gobierno de la capital, donde ocurrió el crimen el 31 de julio.

"En la conversación telefónica (hoy) él reiteró que hay una disposición para ofrecer datos por parte del Gobierno del estado y en ese contexto he comentado con él que requerimos tener una declaración directa del Gobernador", dijo Mancera a la prensa.

Un grupo de investigadores de la fiscalía se trasladará a Veracruz el martes para tomar la declaración a Duarte, un hecho poco usual en México tratándose de un Gobernador.

Espinosa, de 31 años, vivía desde hacía un mes en la Ciudad de México, hasta donde había llegado tras las amenazas en Veracruz. Otra de las víctimas, la activista Nadia Vera quien había sido golpeada por policías, dejó grabado un video donde responsabilizaba a Duarte de cualquier cosa que pudiera pasarle.

Inicialmente, la fiscalía capitalina dijo que el motivo de las muertes pudo ser robo, ya que el departamento donde vivía una de las cuatro mujeres asesinadas fue saqueado. No obstante, señaló que no descartaba otras líneas de investigación.

Hasta el momento hay un hombre detenido por el caso, pero se ha negado a declarar.

Veracruz es considerado una de las regiones más peligrosas para ejercer el periodismo en América Latina, con numerosas agresiones reportadas y al menos 17 periodistas asesinados desde el 2000, según datos de la organización internacional de protección de periodistas Article 19. (Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Anahí Rama y Patricia Avila)