Pueblo natal de capo mexicano "El Chapo" reacciona con sorpresa y júbilo a escape "increíble"

domingo 19 de julio de 2015 14:07 CDT
 

Por Lizbeth Diaz y David Alire Garcia

BADIRAGUATO, México, 19 jul (Reuters) - En el pueblo natal de Joaquín "El Chapo" Guzmán, algunos pensaron que estaban soñando y otros hasta lloraron de alegría cuando escucharon que el capo del narcotráfico se había fugado de una cárcel de máxima seguridad de México a través de un túnel construido bajo su celda.

Badiraguato, un remanso pintoresco y agrícola en las faldas de las montañas de la Sierra Madre del noroeste de México, ha sido cuna de algunos de lo más notorios -y exitosos- traficantes de drogas.

Por encima de todos está "El Chapo", cuyo segundo escape de una prisión hace una semana humilló al presidente Enrique Peña Nieto y expuso los límites y la corrupción del sistema penitenciario del Gobierno federal.

Desde el restaurante de pollo asado "El Chapo" cerca de la plaza principal hasta en las declaraciones de algunos funcionarios locales, la presencia del capo a quien los lugareños llaman "El Viejón" se cierne sobre la ciudad de 400 años de edad que vive y respira drogas.

Pero incluso aquí, la fuga de Guzmán, es difícil de creer.

"Fue algo inédito. Increíble, nadie la cree () yo pensé que estaba soñando, se me hacía algo imposible", dijo el alcalde Mario Alfonso Valenzuela, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) al que pertenece Peña Nieto.

"Si hay un sentimiento en Badiraguato, en la población, de sorpresa pero también de alegría, como decir: ¡Ah mira! se les escapó el Chapo, es bien chingón", comentó.

El pueblo, que se extiende hasta escarpadas laderas donde las condiciones puden ser muy básicas, tiene poco más de 32,000 habitantes de los cuales oficialmente el 75 por ciento vive en la pobreza.   Continuación...