COLUMNA-La guerra contra las drogas ha fracasado, es momento de avanzar: Ricardo Salinas Pliego

jueves 9 de julio de 2015 11:22 CDT
 

(Ricardo Salinas Pliego es Presidente y Mentor en Jefe de Grupo Salinas, que emplea a más de 80.000 personas en 10 países del continente americano. Sus opiniones son personales)

Por Ricardo B. Salinas

9 jul (Reuters) - "Cuando se introdujo la Prohibición, yo esperaba que fuera ampliamente apoyada por la opinión pública y que pronto llegaría el día en el que los efectos dañinos del alcohol serían reconocidos. Lamentablemente, me he dado cuenta que éste no ha sido el resultado. En cambio, el consumo de alcohol ha aumentado en general; el bar clandestino ha reemplazado a la taberna y ha aparecido un vasto ejército de transgresores de la ley. Muchos de nuestros mejores ciudadanos han ignorado abiertamente la Prohibición, el respeto por la ley ha disminuido y el crimen ha aumentado a un nivel nunca antes visto".

John D. Rockefeller Jr., carta a Nicholas M. Butler, 1932

¿APRENDIMOS ALGO DE LA PROHIBICIÓN?

La Prohibición de las bebidas alcohólicas en Estados Unidos fue un rotundo fracaso y por razones similares, la llamada Guerra Contra las Drogas es un fiasco. Cuarenta años después que Richard Nixon declaró esta guerra, el consumo de drogas se ha incrementado, la violencia alcanza niveles incontrolables y el Imperio de la Ley se ha colapsado en diversas regiones, especialmente en América Latina.

Nociones muy básicas de economía nos indican que cuando se ejerce una presión artificial sobre la oferta, los precios de un producto se incrementan junto con los márgenes, con lo que se crean los incentivos propicios para el desarrollo de la actividad criminal. Este error fundamental se cometió hace casi un siglo con la Prohibición que entró en vigor en enero de 1920 en EE.UU. Desde 1925, algunos observadores afirmaban que esta política, lejos de fomentar la seguridad de los ciudadanos, había creado extensas y peligrosas redes criminales.

En 1932, Franklin D. Roosevelt fue electo presidente de los Estados Unidos en parte debido a su promesa de campaña de terminar con la Ley Seca. Diversas personalidades que originalmente apoyaron esta política, como John D. Rockefeller Jr., terminaron combatiéndola ferozmente debido a sus efectos devastadores sobre la sociedad, la industria y la agricultura.   Continuación...