Cámara de Representantes EEUU revive pacto comercial del Pacífico

jueves 18 de junio de 2015 13:54 CDT
 

Por Krista Hughes y Richard Cowan

WASHINGTON, 18 jun (Reuters) - Los legisladores estadounidenses aprobaron el jueves por un estrecho margen una legislación clave para asegurar un acuerdo de comercio en el Pacífico, revirtiendo parcialmente el rechazo de hace menos de una semana y dando impulso a la meta del presidente Barack Obama de fortalecer los lazos con Asia.

La Cámara de los Representantes votó 218 a 208 para darle autoridad a la Casa Blanca para cerrar acuerdos de comercio como el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), que está cerca de completarse.

El TPP considera a 12 naciones y abarca un 40 por ciento de la economía global.

El proyecto, una versión diluida del texto que se rechazó la semana pasada, ahora debe volver al Senado para su aprobación y se prevé que los congresistas lo voten la semana próxima.

La Cámara de Representantes ha estado debatiendo por semanas la autoridad de la "vía rápida", que permite que los legisladores fijen objetivos de negociación para acuerdos comerciales, como el TPP, pero los restringe a una votación de "sí" o "no" en el acuerdo finalizado.

La semana pasada, los demócratas rechazaron una petición personal de Obama de que apoyasen la legislación, que es central para el acuerdo comercial de la cuenca del Pacífico, que quiere que sea su legado, al rechazar una medida complementaria para renovar un programa que está por expirar que ayuda a los trabajadores afectados por el comercio.

La medida complementaria se excluyó del proyecto aprobado el jueves, pero las modificaciones que se hicieron al texto original aseguran que puede volver al Senado.

En el debate antes de la votación, muchos representantes demócratas manifestaron su rechazo a la iniciativa de comercio de Obama.

Los acuerdos comerciales son motivo de controversia en Estados Unidos. El TLCAN liberalizó el comercio entre Estados Unidos, Canadá y México y más de dos décadas después se le acusa de provocar el cierre de fábricas y pérdida de empleos estadounidenses, lo que aviva la desconfianza contra el TPP. (Reporte adicional de Alex Wilts, David Lawder y Susan Cornwell; Editado en español por Janisse Huambachano)