México despliega miles de militares y policías para garantizar elecciones en orden

sábado 6 de junio de 2015 14:27 CDT
 

MÉXICO DF, 6 jun (Reuters) - El Gobierno mexicano desplegó a cerca de 40,000 militares, marinos y policías federales con el fin de neutralizar protestas de maestros y grupos radicales que amenazan con impedir las masivas elecciones intermedias y regionales del domingo.

En los días previos a la elección, sindicatos radicales de maestros en distintos estados del sur y sudeste de México ocuparon instalaciones del Instituto Nacional Electoral (INE), quemaron boletas electorales y atacaron sedes de partidos políticos.

En Oaxaca, donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene más fuerza, los maestros tomaron gasolineras, lo que había provocado desabastecimiento de combustible en el turístico estado, donde una mayoría de la población es indígena.

El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, dijo el sábado que las fuerzas federales comenzaron a desplegarse desde el viernes y que ya habían logrado recuperar el centro de abastecimiento de gasolina de la petrolera estatal Pemex en Oaxaca,, con lo que la situación comenzaba a normalizarse.

"Hasta el momento las diversas acciones efectuadas por las fuerzas federales de seguridad, con el acompañamiento de las fuerzas estatales, se han llevado a cabo sin que existan incidentes", dijo el funcionario en un mensaje a los medios de comunicación.

Una fuente cercana a la operación dijo a Reuters que unos 40,000 efectivos de las tres fuerzas habían sido desplegados.

Se trata de una de las mayores operaciones de fuerzas de seguridad federales de los últimos años, comparable con el despliegue que el presidente Felipe Calderón (2006-2012) hizo al inicio de su administración cuando lanzó un combate frontal contra los cárteles del narcotráfico.

El viernes por la noche, y mientras iban llegando las fuerzas federales, los maestros desalojaron las sedes del INE que tenían tomadas en Oaxaca.

Las fuerzas fueron desplegadas en Oaxaca pero además en los estados de Chiapas, Michoacán y Guerrero, estos dos últimos bajo amenaza del crimen organizado, donde en los meses previos a los comicios fueron asesinados varios candidatos a alcaldes.

Los maestros quieren que el Gobierno eche atrás una reforma educativa que está sometiendo a los docentes a evaluaciones con el fin de elevar al calidad de la educación, al tiempo que respaldan los reclamos de aparición con vida de 43 estudiantes que fueron supuestamente masacrados el año pasado por el crimen organizado en complicidad con autoridades.

El domingo se renovará por completo la Cámara de Diputados de 500 escaños, se elegirán 9 gobernadores y más de 1,200 cargos estatales y municipales. (Reporte de Anahí Rama. LEA)