27 de mayo de 2015 / 21:33 / hace 2 años

RESUMEN 2-FÚTBOL-Suiza arresta a funcionarios de FIFA por sobornos, corrupción salpica Conmebol y Concacaf

(Actualiza con reacciones, detalles. Cambia redacción)

* Arrestan a siete importantes dirigentes del fútbol en Suiza

* Investigación en Suiza se vincula a Mundiales de Rusia y Qatar

* Cinco dirigentes latinoamericanos, entre los detenidos

* Maradona “disfruta” lo que pasa en FIFA

* Conmebol y Concacaf dicen cooperarán con investigación

Por Mike Collett y Brian Homewood

ZÚRICH, 27 mayo (Reuters) - El mundo del fútbol fue sacudido el miércoles por el arresto de varios poderosos dirigentes, casi todos latinoamericanos, bajo cargos de corrupción de las autoridades estadounidenses que los investigan por sobornos multimillonarios.

Las detenciones por la madrugada de los funcionarios de la FIFA en un hotel cinco estrellas de Zúrich fue un golpe inédito para el organismo, que por años ha sido acusado de corrupción pero siempre había eludido las grandes investigaciones penales.

Después de los arrestos de los dirigentes, que enfrentan un proceso de extradición a Estados Unidos, las autoridades suizas dijeron que abrirán una investigación penal sobre el proceso de adjudicación de las dos próximas Copas del Mundo.

Los fiscales estadounidenses buscaban hacer más arrestos pero no quisieron aclarar si el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, por mucho tiempo el hombre más poderoso del deporte, es el objetivo de la investigación. Aunque su entorno cayó, Blatter no fue detenido y buscará el viernes ganar en el congreso de la FIFA su quinto mandato consecutivo al frente del organismo.

En un largo auto de acusación, las autoridades de Estados Unidos dijeron que unos nueve funcionarios de la FIFA y cinco ejecutivos de empresas deportivas y de promociones estuvieron involucrados en casos de sobornos por más de 150 millones de dólares durante más de dos décadas.

Su investigación reveló un complejo esquema de lavado de dinero, millones de dólares de ingresos no declarados y decenas de millones en cuentas bancarias de funcionarios de la FIFA.

Como parte de la investigación, las autoridades acusaron a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) de participar en un escándalo de sobornos por 100 millones de dólares en la concesión de los derechos comerciales para varias ediciones de la Copa América, incluida la que comenzará en Chile dentro de pocos días.

Entre los detenidos en Suiza aparecen el vicepresidente uruguayo de la FIFA y ex presidente de la Conmebol Eugenio Figueredo; el venezolano Rafael Esquivel; José Maria Marín, ex presidente de la Confederación Brasileña; Eduardo Li, presidente de la federación de Costa Rica, el nicaragüense Julio Rocha y el caimanés Costas Takkas.

Cuatro personas y dos acusados corporativos ya se habían declarado culpables de varios cargos, dijeron las autoridades.

“Como figura en la acusación, los acusados promovían una cultura de corrupción y codicia que creó un campo de juego dispar para el mayor deporte en el mundo”, dijo el director del FBI, James Comey.

“Los pagos ilegales y clandestinos de dádivas y sobornos se convirtieron en una forma de hacer negocios en la FIFA”, agregó.

Ante el escándalo, los dirigentes del fútbol europeo pidieron que se suspendan las elecciones en el órgano deportivo más rico y poderoso del mundo. Pero la FIFA dijo que el congreso para elegir presidente se llevará a cabo en la fecha prevista.

Después de los arrestos, Blatter, de 79 años, prometió erradicar las malas prácticas en el fútbol.

UNA FORMA DE HACER NEGOCIOS

Algunas prácticas en la FIFA eran abiertamente desvergonzadas. Por ejemplo, el ex vicepresidente de la FIFA Jack Warner solicitó 10 millones de dólares en sobornos al Gobierno de Sudáfrica para que el país organizara el Mundial del 2010, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La dependencia dijo que estaba registrando las oficinas de la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) en Miami, Florida. Poco después, la asociación dijo que las acusaciones y el arresto de su presidente, Jeffrey Webb, no serán impedimento para el desarrollo de la Copa Oro en julio.

Luego de que se conocieran los arrestos, el ex astro argentino Diego Maradona, un feroz crítico de la FIFA, dijo que estaba disfrutando de la situación y acusó a Blatter de manejar la institución con métodos mafiosos.

“(Estoy) disfrutando de algo que yo vengo diciendo de hace mucho tiempo. Hasta me han tratado de loco y hoy se dijo la verdad”, dijo el ídolo a una radio argentina.

El ex presidente de la Conmebol entre 1986 y 2013, el paraguayo Nicolás Leoz, de 86 años, también fue acusado. La cancillería de su país recibió el miércoles un pedido de extradición de Estados Unidos.

La Conmebol sostuvo en un comunicado que se comprometía a colaborar con las investigaciones y respetará “en cualquier circunstancia del juzgamiento, de la declaración de inocencia o culpabilidad de las personas involucradas”.

Desde Costa Rica, la fiscalía dijo que abrió una investigación contra el dirigente Li tras su detención.

La mayoría de los funcionarios arrestados en el lujoso hotel se encontraban en Suiza para el Congreso de la FIFA, donde Blatter enfrenta la candidatura del príncipe jordano Ali Bin Al Hussein.

Ali, que prometió que limpiará a la FIFA si es elegido como presidente, calificó lo ocurrido como “un día triste para el fútbol”.

UN MOMENTO DIFÍCIL

Aunque aún no quedaba clara la onda expansiva del golpe contra la FIFA, el organismo dijo que los arrestos eran un “momento difícil” pero que los próximos Mundiales se desarrollarán de acuerdo a lo planeado.

Fiscales suizos dijeron que habían abierto su propia indagación contra individuos no identificados por sospechas de mal manejo y lavado de dinero vinculados al otorgamiento de los derechos para organizar el Mundial 2018 en Rusia y la Copa de 2022 en Qatar.

Se confiscaron documentos y datos de las computadoras en la sede de la FIFA en Zúrich, dijeron los fiscales suizos. Además se bloquearon varias cuentas en ese país tras los arrestos.

La FIFA recauda miles de millones de dólares en ingresos, principalmente a través de patrocinios y derechos de transmisión de los Mundiales por televisión.

En particular, la entidad fue muy criticada por otorgar el Mundial de 2022 a Qatar, un pequeño país desértico sin una tradición local en fútbol.

La FIFA se vio forzada a admitir que Qatar era demasiado caluroso para jugar fútbol en el verano boreal, cuando se realiza tradicionalmente la Copa, obligando a reformular horarios para cambiar la fecha.

Hace tres años, la FIFA contrató a un ex fiscal de Estados Unidos para analizar las acusaciones sobre los procesos de adjudicación de los Mundiales de 2018 y 2022, pero el año pasado se negó a publicar sus conclusiones, divulgando sólo un resumen en el que decía que no se hallaron grandes irregularidades. (Reporte adicional de Katharina Bart en Zúrich, Curtis Skinner en San Francisco, Karen Freifeld en Nueva York, Mark Hosenball en Washington, Ian Ransom en Melbourne, Malena Castaldi en Montevideo, Pedro Fonseca en Río de Janeiro, Daniela Desantis en Asunción, Carlos Calvo Pacheco en México y maximilian Heath en Buenos Aires. Escrito por Peter Graff y Giles Elgood; Editado en español por Javier Leira y Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below