Ley de "fast-track" para pactos comerciales sufre primer revés en Senado de EEUU

martes 12 de mayo de 2015 15:24 CDT
 

Por Krista Hughes y Richard Cowan

WASHINGTON, 12 mayo (Reuters) - Un proyecto de ley que daría al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la autoridad para agilizar pactos comerciales no superó el martes un procedimiento crucial en el Senado, lo que retrasa una medida clave que busca impulsar el intercambio del país norteamericano con países desde Chile hasta Japón.

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) también podría resultar clave para las ambiciones de Obama de reforzar los lazos diplomáticos con Asia.

Las negociaciones sobre el TPP están casi finalizadas, pero las naciones socias han dicho que desean que se promulgue una legislación de vía rápida a través del Congreso antes de sellar el pacto.

En un revés para la agenda sobre comercio de la Casa Blanca, en el Senado hubo una votación de 52 a favor y 45 en contra -ocho votos menos del umbral de 60 necesario- en el procedimiento para aprobar el sistema de debate del proyecto, que permitiría tomar una decisión rápida al conceder al mandatario la llamada autoridad "fast-track".

La imposibilidad de reunir el apoyo necesario ocurrió después de que algunos legisladores demócratas, como el senador Ron Wyder, anunciaran que rechazarían la moción de procedimiento porque la medida carecía de ciertas protecciones comerciales.

"Este es un tema que vale la pena analizar y aún así hemos votado para no considerarlo siquiera", dijo el republicano Mitch McConnell, líder de la mayoría del Senado.

Sólo un demócrata, el senador Tom Capper, respaldó la medida, pese a la campaña de la Casa Blanca que buscó reunir los votos entre el partido.

Los senadores republicanos unieron fuerzas en un intento porque la ley superara su primera prueba legislativa. Sin embargo, McConnell cambió de opinión a último minuto a "no", en una decisión que por procedimiento le permitirá presentar nuevamente a votación el proyecto de ley en el futuro.

La legislación daría a los senadores el derecho a establecer objetivos de negociación, pero los restringiría a emitir decisiones directas de "sí o "no" a pactos comerciales como el TPP, que tiene el potencial de convertirse en un legado importante de los mandatos de Obama.

El TPP crearía una zona de libre comercio que cubriría el 40 por ciento de la economía mundial, convirtiéndose en el mayor pacto de intercambio económico desde el Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica que liberalizó los envíos entre Estados Unidos, Canadá y México. (Reporte adicional de Susan Cornwell. Editado en español por Marion Giraldo)