FÚTBOL-Rodríguez quiere que Colombia viva otra "Jamesmanía" en la Copa América

martes 2 de junio de 2015 10:45 CDT
 

Por Luis Jaime Acosta
    BOGOTÁ, 2 jun (Reuters) - La "Jamesmanía" explotó en el
Mundial de Brasil, en medio de la mejor actuación de la historia
de Colombia en el torneo que se roba toda la atención del
fútbol. Y ahora, a poco menos de un año de esa ola, el joven
centrocampista nacido en Cúcuta quiere extender el amor de sus
hinchas a fuerza de buen juego y goles. 
    James Rodríguez, el ídolo en cuestión, nació cerca de la
frontera con Venezuela en 1991 y creció sin su padre, también
futbolista, quien se fue de la casa cuando él era un niño.
    Pero a los siete años ya mostraba sus habilidades y destreza
en las canchas de la ciudad de Ibagué, en el centro de Colombia,
y en los campeonatos infantiles en los que participaba. 
    Pasó seis años en una escuela de fútbol perfeccionando sus
habilidades para unirse después al club Envigado, con el que
debutó a los 14 años en la primera división. Después fue fichado
por el Banfield de Argentina, que lo adquirió en calidad de
cedido durante dos años a comienzos del 2008.
    Rodríguez debutó en el Torneo Clausura 2009 y fue el
futbolista extranjero más joven en jugar y marcar un gol en la
liga argentina con tan sólo 17 años.
    Su puesto natural es el de volante central o de enganche,
aunque puede jugar de mediapunta izquierdo o delantero.
    Con Banfield fue campeón a los 18 años, y se convirtió en el
extranjero más joven en lograr un título en Argentina. 
    Al año siguiente fue presentado en el Porto del Portugal, y
tras brillar con ese club cerró su traspaso al Mónaco en 2013.
    Rodríguez jugó un excelente Mundial en Brasil liderando la
selección colombiana, y con solamente 22 años fue el eje del 
juego de su equipo y se consagró como el máximo goleador del
torneo con seis anotaciones, llevándose la Bota de Oro. Las
celebraciones coreografiadas en la tierra de la samba fueron
otra de las imágenes imborrables de la Copa.
    
    ÍDOLO EN COLOMBIA 
    El futbolista despertó el sentimiento nacionalista durante
la Copa del Mundo y una ola de "Jamesmanía" en la que todos los
niños y jóvenes amantes del fútbol querían imitarlo luciendo su
camiseta con el número 10 y su corte de pelo.
    Su ídolo de niño fue Carlos "El Pibe" Valderrama, el
legendario número 10 de la selección colombiana, quien después
de la Copa Mundo se declaró su admirador y dijo que después de
varios años había surgido su sucesor.   
    "En Colombia siempre estaban buscando el reemplazo del Pibe
Valderrama. Yo ahora digo que tenemos el jugador ideal para ese
reemplazo y para 10 años más", declaró el ex centrocampista. 
    "Somos de épocas diferentes. En la mía él era un niño y
ahora es nuestra estrella y siempre le seguimos. Somos ídolos
compartidos y hacemos fuerza para que siga creciendo y dando
alegrías a nuestro país", agregó. 
    La destacada actuación de James con la selección en Brasil
hizo olvidar a los colombianos la ausencia por lesión del
delantero Radamel Falcao García, el máximo referente del equipo
por sus goles.
    En julio del 2014, James fue presentado como nuevo jugador
del Real Madrid, en una transacción que sacudió el mercado y por
la que el club blanco desembolsó unos 80 millones de euros.
    El debut fue con gloria, ya que en su primer partido el
Madrid le ganó a Sevilla para conquistar la Supercopa de Europa.
    Rodríguez, de 23 años, jugó también la final del Mundial de
Clubes de la FIFA frente San Lorenzo de Argentina, que terminó
con una victoria 2-0 del conjunto "merengue". 
    A comienzos de 2015 recibió el Premio Puskas y se convirtió
en el primer colombiano en ganar este galardón por su gol contra
Uruguay en el triunfo en los octavos de final del Mundial.
    En febrero fue operado por una fractura en el quinto
metatarsiano del pie derecho, que lo tuvo alejado de las canchas
por dos meses. 
    Pero rápidamente recuperó su nivel para convertirse en una
pieza central del Real Madrid que dirigió hasta hace poco el
entrenador Carlo Ancelotti, quien lo elogió prácticamente
después de cada partido.
    "Es un jugador top. Me ha sorprendido. Tiene un talento
increíble. James le ha dado mucha calidad al equipo", dijo el
italiano en abril.
    James marcó 17 goles con el Real Madrid, incluidos 13 en la
liga española y rápidamente se convirtió en uno de los ídolos
del equipo al lado de figuras como Cristiano Ronaldo o Karim
Benzema.
    Y los elogios con la selección colombiana que aspira a ser
protagonista en la Copa América tampoco se hacen esperar.
    "James ha demostrado en este último tiempo una madurez muy
importante para sus 23 años. Ha ido asumiendo las
responsabilidades y va siempre creciendo", dijo el técnico de la
selección de Colombia, el argentino José Pékerman.

 (Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Javier Leira)