Padres de agricultor mexicano muerto en EEUU piden investigación a Departamento de Justicia

viernes 27 de febrero de 2015 17:38 CST
 

Por Eric M. Johnson

SEATTLE, EEUU, 27 feb (Reuters) - Los padres de un agricultor mexicano muerto por disparos de la policía en el estado de Washington luego de que lanzara piedras contra los agentes e intentara escapar, pidieron el viernes al Departamento de Justicia de Estados Unidos que asuma la dirección de una investigación local sobre el caso.

Los padres, representados por el reconocido abogado Benjamin Crump, pidieron una "intensa búsqueda de toda la verdad" sobre la muerte a manos de la policía de Antonio Zambrano-Montes, un recolector de manzanas desempleado de 35 años proveniente del estado mexicano de Michoacán.

Su muerte generó protestas de manifestantes que acusaron a la policía de la ciudad de Pasco, en el centro agrícola del estado de Washington, de utilizar tácticas demasiado agresivas al tratar a los residentes hispanos, que representan a la mayoría de la población.

"Nosotros oramos, por el bien de la paz y la seguridad de las relaciones internacionales, que ustedes estén a la altura de las circunstancias y le arrebaten el control de la investigación criminal a los fiscales del condado en el estado de Washington", dijo Crump en una carta enviada al Fiscal General de Estados Unidos, Eric Holder.

Los manifestantes, quienes han realizado protestas y vigilias casi todos los días, han comparado al incidente con dos muertes de alto perfil de hombres afroamericanos desarmados a manos de la policía, una en Ferguson, Misuri, y la otra en la ciudad de Nueva York.

Crump representó a la familia del hombre muerto en Ferguson.

Los padres de Zambrano-Montes, Agapita Montes Rivera y J. Jesús Zambrano Fernández, se sumaron a grupos de activistas en favor de los derechos humanos de Estados Unidos que han pedido al Departamento de Justicia que lance una investigación sobre el incidente, que el Gobierno mexicano ha criticado por el uso desproporcionado de la fuerza letal.

El FBI y el fiscal del estado de Washington han dicho que están supervisando la investigación local, manejada por una unidad especial que excluye a los agentes de policía de Pasco.   Continuación...