RPT-PERFIL-González Iñárritu, un DJ que se dejó obsesionar por el cine

lunes 23 de febrero de 2015 05:54 CST
 

(Repite perfil transmitido la noche del domingo)

Por Jean Luis Arce

MÉXICO DF, 22 feb (Reuters) - Ambición y perfeccionismo al límite han sido la marca del mexicano Alejandro González Iñárritu, aún cuando muy joven y casi sin experiencia comenzó a pasar rock en una radio de la Ciudad de México.

El cineasta de 51 años, quien tras una prolífica carrera en Hollywood obtuvo el domingo el preciado Oscar al mejor director y a la mejor película por Birdman, pasó después al mundo de la publicidad y a finales de la década de 1990 se dejó atrapar por el cine.

Para Michael Keaton, el protagonista de Birdman, González Iñárritu es "apasionado y loco", calificativos que son plenamente compartidos por algunos críticos, quienes le suman otros como solemne o pretencioso.

El mismo director, de barba canosa y cabellos despeinados, reconoce que puede llegar a ser una pesadilla para quienes trabajan con él debido a su obsesión por lograr los personajes y la estética que desea.

Sin embargo, son muchos los actores que se han sentido atraídos por sus proyectos, que han escapado a los estándares de Hollywood, al igual que ha pasado con sus colegas Alfonso Cuarón, premiado como mejor director el año pasado por "Gravedad", y Guillermo del Toro.

"Lo que me gusta son los personajes que tienen debilidades, que tienen flaquezas, contradicciones (...) No me gustan los personajes certeros ni heroicos ni predicadores, me gustan los seres humanos con todas sus fortalezas y sus flaquezas", dijo recientemente al canal mexicano Excelsior TV.

Desde su primera obra estelar del 2000, "Amores Perros", González no ha tenido miedo de orquestar diferentes líneas narrativas intercaladas a un ritmo frenético, reflexionando a la vez sobre la muerte y el sentido de la existencia.   Continuación...