EXCLUSIVA-Mexicano Grupo Bal crea compañía para exploración y explotación de hidrocarburos

miércoles 11 de febrero de 2015 10:27 CST
 

(Actualiza con cita y contexto)

Por Ana Isabel Martinez

MÉXICO DF, 11 feb (Reuters) - El mexicano Grupo Bal, dueño de las mineras Peñoles y Fresnillo, creó la compañía Petrobal para incursionar de lleno en la exploración y explotación de hidrocarburos en México, dijo el miércoles a Reuters un portavoz del poderoso conglomerado empresarial.

La nueva empresa será capitaneada por Carlos Morales Gil, quien fue jefe de exploración y producción de la petrolera estatal Pemex y que renunció el año pasado.

"Grupo Bal ha creado una nueva compañía que se va a encargar del negocio de exploración y extracción de petróleo y gas en México de cara a la reforma energética que se ha aprobado en el país", dijo el portavoz, quien precisó que Morales se incorporaba el miércoles como director general de Petrobal.

Entre las empresas que conforman el Grupo Bal se encuentran, además de las mineras, GNP Seguros, el fondo de pensiones Profuturo y la emblemática cadena departamental El Palacio del Hierro, entre otros.

El grupo participa en el sector de minería y metalurgia a través de Industrias Peñoles, el mayor productor mundial de plata refinada y dueña y operadora de Fresnillo , la mina de plata más grande y rica del mundo.

También posee importantes minas de oro, como La Herradura y La Ciénaga en México.

Con la incursión en el sector petrolero, Grupo Bal abre un nuevo filón a sus negocios en momentos en que México busca apuntalar su declinante producción de crudo y gas con la entrada de miles de millones de dólares provenientes de empresas privadas extranjeras y locales.

Pese a la dramática baja de los precios del crudo, el país está ejecutando actualmente la llamada Ronda Uno para la licitación de áreas y campos para la exploración y explotación de hidrocarburos.

Está previsto que a mediados del año sean adjudicados los primeros campos en aguas someras del Golfo de México. (Reporte de Ana Isabel Martínez. Editado por Javier Leira)