ACTUALIZA 1-Narcotraficante mexicana "Reina del Pacífico" sale libre tras fallo de jueza

sábado 7 de febrero de 2015 23:14 CST
 

(Actualiza con salida de prisión)

MÉXICO DF, 7 feb (Reuters) - La narcotraficante mexicana Sandra Ávila Beltrán, la mujer de más alto perfil en el negocio ilegal de las drogas en su país, quedó libre el sábado tras haber cumplido parcialmente en la cárcel una sentencia de cinco años por lavado de dinero, según medios locales.

La liberación de la llamada "Reina del Pacífico" fue ordenada por una jueza, que revocó la condena que había iniciado en septiembre del 2014 en una prisión en el occidental estado de Nayarit, tras resolver a favor de Ávila un recurso de apelación presentado por sus abogados.

La Procuraduría General de la República (PGR) dijo en un comunicado que el argumento de la magistrada fue que Ávila ya había sido juzgada por el mismo delito en México y en Estados Unidos, por lo que su resolución no admite apelación por parte de los fiscales.

La "Reina del Pacífico", de 54 años, salió del penal conocido como "El Rincón" la noche del sábado sin dar declaraciones, en una camioneta que fue seguida por varios vehículos en los que viajaban sus familiares, informaron varios medios locales citando a fuentes oficiales.

Ávila fue detenida en México en el 2007 acusada de ser una intermediaria para la cocaína que enviaba el cártel colombiano Norte del Valle a México y que el cártel mexicano de Sinaloa introducía a Estados Unidos.

Luego fue procesada en un tribunal de Florida y sentenciada a 70 meses de cárcel por cargos de asociación delictuosa relacionada con el narcotráfico. En agosto del 2013 fue devuelta a México, donde fue detenida otra vez por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Ávila es sobrina del apresado Miguel Félix Gallardo, el ex líder del cártel de Guadalajara, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas en la década de 1980 donde desarrolló su poder Joaquín "el Chapo" Guzmán, que también fue arrestado el año pasado.

Un tribunal de México liberó en el 2013 a Rafael Caro Quintero, uno de los líderes históricos del narcotráfico, acusado del asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena en 1985. La liberación indignó a Estados Unidos y la fiscalía general dijo que haría todo lo posible por revertir el fallo. (Reporte de Miguel Angel Gutiérrez y David Alire García)