Legisladores demócratas se oponen a "vía rápida" para Obama

miércoles 21 de enero de 2015 20:36 CST
 

Por David Lawder

WASHINGTON, 21 ene (Reuters) - El renovado impulso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para concretar acuerdos de libre comercio chocó con la oposición de su propio partido el miércoles, cuando un grupo de legisladores demócratas prometió hacer todo lo posible para negarle al mandatario mayores poderes de negociación.

En su discurso Estado de la Unión, Obama pidió al Congreso que apruebe la denominada "vía rápida (fast track)" para grandes acuerdos comerciales con países europeos y de Asia-Pacífico, y que sólo permite el voto por si o no de los legisladores sobre el proyecto final de acuerdo.

El pedido de Obama fue bien recibido por los republicanos, pero más de 20 demócratas y el senador independiente Bernie Sanders dijeron que ellos quieren conservar el derecho de analizar los acuerdos comerciales para evitar una manipulación cambiaria y garantizar la protección para los trabajadores y el medio ambiente.

Nueve de los 16 demócratas en su primer año en el Congreso firmaron una carta dirigida a Obama oponiéndose a otorgar la "vía rápida".

Muchos demócratas temen que un acuerdo con Japón, Vietnam, y otras naciones de Asia-Pacífico reste puestos de trabajo en el sector manufacturero estadounidense.

"El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica sólo acelerará este problema y lo empeorará. Hará todavía más fácil para las corporaciones enviar puestos de trabajo manufactureros estadounidenses al extranjero", dijo la congresista Rosa DeLauro, quien predijo que hay suficientes votos para bloquear el pedido de Obama.

La aprobación de la "vía rápida" ha sido tradicionalmente difícil en el Congreso, y la última fue aprobada por apenas 3 votos en la Cámara de Representantes del 2002.

El reparto de escaños en la Cámara es un obstáculo mayor para los demócratas, dado que los republicanos tienen 246 congresistas contra 188 de sus rivales partidarios. (Reporte adicional de Krista Hughes; editado en español por Hernán García)