RPT-ACTUALIZA 1-Fiscalía México no logra identificar a más estudiantes desaparecidos, hará más pruebas

miércoles 21 de enero de 2015 04:47 CST
 

(Repite nota enviada en la noche del martes, texto sin cambios)

MÉXICO DF, 20 ene (Reuters) - La fiscalía general de México dijo el martes que la universidad austriaca a la que envió supuestos restos calcinados de estudiantes desaparecidos en el estado de Guerrero no logró una cantidad útil de ADN para permitir su identificación, por lo que ahora deberá usar pruebas más sofisticadas.

La Universidad de Innsbruck, que logró identificar restos calcinados de la familia de los zares de Rusia, estaba analizando restos hallados en un basurero de Cocula, una localidad al sur de México donde habrían sido masacrados y quemados 43 estudiantes, en un caso que conmocionó al país.

Los estudiantes, que llegaron el 26 de septiembre a la vecina ciudad de Iguala para una protesta, fueron atacados por policías municipales que supuestamente los entregaron a Guerreros Unidos, un grupo del narcotráfico que mantenía aterrorizada a la región.

"El informe concluye que tras la aplicación de una técnica de cuantificación muy sensible para evaluar la cantidad de ADN mitocondrial, no se encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético bajo esta técnica", dijo la Procuraduría General de la República (PGR) en un comunicado.

La universidad consiguió identificar en diciembre a Alexander Mora, uno de los estudiantes secuestrados por los policías en Iguala.

La PGR dijo que el Instituto de Medicina Forense de la universidad le informó que el calor excesivo destruyó el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso.

Sin embargo, le señaló la posibilidad de usar una tecnología novedosa llamada "Secuenciación Paralela Masiva" (Massively Parallel Sequencing o MPS por sus siglas en inglés), que podría servir como una herramienta útil para seguir investigando las muestras, agregó.

"Desde el principio se dijo que era muy difícil que por el grado de calcinación pudieran corroborarse todas (las identidades de los jóvenes)", dijo a periodistas el procurador general, Jesús Murillo Karam, quien aseguró que la identificación de Mora confirmó la teoría de que fueron quemados en el basurero de Cocula.

Pero los familiares de los estudiantes, del empobrecido estado de Guerrero, continúan buscándolos y sostienen actualmente la teoría de que policías federales y soldados participaron en su desaparición y que los jóvenes podrían estar vivos, secuestrados en cuarteles militares.

La PGR ha solicitado al Instituto que proceda de inmediato a realizar los estudios señalados. (Reporte de Verónica Gómez Sparrowe y Anahí Rama. Editado por Marion Giraldo)