Esposa de alcalde ligado a desaparición estudiantes en México habría sido parte de cártel

lunes 12 de enero de 2015 15:36 CST
 

MÉXICO DF, 12 ene (Reuters) - La esposa de un ex alcalde mexicano detenida tras la desaparición de 43 estudiantes en el sureño estado mexicano de Guerrero sería miembro del grupo criminal local Guerreros Unidos, vinculado a la posible masacre de los jóvenes, dijo el lunes el poder judicial.

El poder judicial dijo que un juez federal señaló que María de los Angeles Pineda habría sido miembro de Guerreros Unidos desde al menos 2005 hasta el momento de ser detenida en un popular barrio en la Ciudad de México junto con su marido, el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, a inicios de noviembre.

Según el poder judicial, el juez dijo que Pineda compraba bienes muebles e inmuebles para la agrupación criminal o trasladaba dinero producto de la venta de droga y lo invertía, en Guerrero, en donde el cártel tiene mayor presencia, pero también en otros estados.

Debido a ello, Pineda enfrentará cargos por delincuencia organizada, delitos contra la salud y operaciones con recursos de precedencia ilícita, dijo el poder judicial en un comunicado.

El caso de los 43 estudiantes del magisterio, desaparecidos en Iguala a finales de septiembre, ha conmocionado al país y generado protestas y muestras de solidaridad con los familiares en varias partes del mundo.

El Gobierno de México ha dicho que los estudiantes fueron secuestrados por policías corruptos y luego entregados a miembros del crimen organizado, que los habrían masacraron y calcinado en un basurero.

Criminales detenidos en las semanas siguientes a la desaparición señalaron a la esposa de Abarca como la principal operadora del grupo criminal Guerreros Unidos, una escisión del otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva.

Pese al constante despliegue de fuerzas de seguridad en Guerrero, que involucra a policía federal y militares, los asesinatos se duplicaron a más de 2,000 entre 2008 y 2013, año en que el estado registró la mayor tasa de homicidios del país con 63 por cada 100,000 habitantes, según datos oficiales.

Más de 100,000 personas han muerto en todo México desde finales del 2006, cuando el ex presidente Felipe Calderón lanzó una campaña frontal contra los cárteles de la droga, que se fragmentaron a medida que caían sus líderes y elevaron la espiral de violencia a manos de sanguinarios sicarios. (Reporte de Lizbeth Díaz, Editado por Adriana Barrera)