Suspenden a policías sospechosos de hurtar dinero incautado a narcos en Honduras

lunes 8 de diciembre de 2014 17:08 CST
 

TEGUCIGALPA, 8 dic (Reuters) - Más de 20 miembros de un cuerpo de élite de la policía de Honduras fueron suspendidos mientras son investigados por el presunto hurto de parte de los 12,5 millones de dólares decomisados a un cartel local de la droga, dijo el lunes un funcionario.

El dinero fue encontrado en octubre en 19 bolsas plásticas enterradas en una zona montañosa, en el departamento occidental de Copán, en una operación en la que fue arrestado Miguel Arnulfo Valle Valle, cabecilla del cartel de los Valle Valle, reclamado por Estados Unidos para su extradición.

Los miembros del grupo de Tropas de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), que participaron en las operaciones de búsqueda y persecución del cartel, uno de los más poderosos en Honduras, encontraron presuntamente 12,5 millones de dólares, pero reportaron solo 11,2 millones, según fuentes del Ministerio Público.

"Desde que tuvimos conocimiento de la posible participación de policías del grupo especial Tigres en acciones ilegales que podrían lindar con la apropiación indebida, iniciamos la investigación y aún no se ha concluido", dijo a Reuters el jefe de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva.

Precisó que los oficiales y agentes han sido suspendidos de las operaciones y están siendo investigados patrimonial y financieramente.

TIGRES fue creado recientemente como un cuerpo élite para enfrentar al crimen organizado, especialmente el narcotráfico, que utiliza el país para pasar droga a Estados Unidos.

El diario local El Heraldo dijo en su versión digital, citando a una fuente policial anónima, que los agentes y oficiales investigados despertaron sospechas debido a que uno de ellos adquirió un vivienda por 680.000 lempiras (31.746 dólares) y otro compró un vehículo.

Honduras es la nación con la tasa más alta de homicidios en el mundo, con 90,5 por cada 100.000 habitantes debido a la presencia de los cárteles de la droga, según el último reporte de la Organización de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD).

(Reporte de Gustavo Palencia, editado por Ana Isabel Martínez)