Policía salvadoreña detiene a dos "coyotes" que transportaban niños hacia EEUU

jueves 6 de noviembre de 2014 15:48 CST
 

SAN SALVADOR, 6 nov (Reuters) - La policía de El Salvador detuvo el jueves a dos presuntos coyotes en un punto fronterizo cuando intentaban trasladar a diez niños y cuatro mujeres de forma ilegal hacia los Estados Unidos, uno de los asuntos más discutidos en los últimos meses entre Washington y Centroamérica.

La captura de los traficantes de personas, conocidos como coyotes, se realizó la madrugada del jueves cuando trasladaban en un microbús a los niños, de edades entre 2 y 16 años, y a las mujeres en un punto ciego de la frontera con Guatemala.

Los agentes policiales detuvieron a Gilberto Córdova, de 33 años y a Juan José Martínez, de 32, quienes estaban a cargo de la operación y cobraban 6.500 dólares por cada una de las personas que trasladaban a los Estados Unidos.

"Los imputados fueron capturados en flagrancia y serán procesados por el delito de tráfico ilegal de personas", dijo a Reuters Wendy Palma, portavoz de la policía.

Azotados por la violencia y la pobreza en sus países de origen, cientos de centroamericanos, entre ellos niños no acompañados, cruzan las fronteras de varios países de Centroamérica y México para intentar llegar a Estados Unidos.

Este año, la emigración de niños no acompañados aumentó a un récord por la propagación de rumores de que si llegaban a territorio estadounidense se les permitiría quedarse. El éxodo desbordó las instalaciones de detención de inmigrantes y puso en problemas al Gobierno de Barack Obama.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, dijo el jueves que en los próximos días viajará a Washington, junto a sus pares Otto Pérez de Guatemala y Juan Orlando Hernández de Honduras, para buscar fondos para implementar un plan de desarrollo económico que ayude a disminuir la inmigración.

"Nos preocupa que muchos jóvenes y niños y niñas se decidan a realizar este camino de viajar hacia los Estados Unidos, unos por problemas de amenazas, pero la mayoría quieren unirse con sus familias. Pero es un riesgo esa travesía", dijo Sánchez.

Hasta el 31 de agosto de este año, 50,303 niños procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos, 15 veces más que en 2009, según el texto del plan de desarrollo divulgado en septiembre. (Reporte de Nelson Rentería Editado por Anahí Rama)