Viaje saudita a América Latina evoca la troika petrolera de década de 1990, con EEUU como rival

martes 4 de noviembre de 2014 14:41 CST
 

Por Jonathan Leff

4 nov (Reuters) - Hace unos quince años tres potencias petroleras acordaron un pacto secreto para impulsar los precios del petróleo, desde mínimos provocados por una crisis cercanos a los 10 dólares por barril.

En una serie de encuentros privados desde Madrid a Cancún, ministros de Arabia Saudita, Venezuela y México dejaron de lado meses de asperezas para acordar recortes en la producción.

Esta semana, el ministro de Petróleo saudita, Ali al-Naimi, realizará una visita poco común a las otras dos naciones que participaron de esa iniciativa.

Pero analistas petroleros veteranos no ven ningún indicio de que se esté formando una nueva coalición, pese a que hay algunas similitudes con lo que ocurría a fines de 1990: una baja estructural en los mercados petroleros y rumores de una guerra de precios entre los productores.

Naimi podría querer simplemente explicar la postura de Arabia Saudita, un mensaje duro sobre cómo todos los grandes países petroleros tienen que estar preparados para soportar un período de precios más bajos para frenar el avance de su nuevo rival: Estados Unidos.

"Sospecho que Naimi le dirá a los venezolanos la verdad sin adornos: que los precios tienen que bajar bastante y quedarse allí", dijo Philip K. Verleger, presidente de la consultora PKVerleger LLC.

Los precios del petróleo han caído casi un 30 por ciento desde junio y el lunes el crudo estadounidense cotizó bajo los 80 dólares, pero la abierta hostilidad y pánico que a la que se enfrentaron hace dos décadas a los grandes productores está, en gran medida, ausente. Y aun si Naimi estuviera juntando apoyo para tomar medidas, su última parada serían los productores de América Latina, que tienen problemas para mantener la producción.

"Este (viaje) es una señal, en gran medida, de que los negocios siguen igual que siempre, sin ningún pánico", dijo Paul Horsnell, jefe global de investigación en materias primas del Standard Chartered Bank.   Continuación...