Mexicanos vuelcan su indignación por estudiantes desaparecidos en altares por Día de Muertos

domingo 2 de noviembre de 2014 12:37 CST
 

Por Noe Torres

MÉXICO DF, 2 nov (Reuters) - Los mexicanos visitaban el domingo los cementerios para depositar ofrendas con flores y comida en las tumbas de sus muertos, en una tradicional conmemoración que algunos aprovecharon para protestar por la desaparición de 43 estudiantes en medio de un repunte de la violencia.

En el Día de Muertos, muchas familias suelen comer alrededor de los sepulcros de sus seres queridos, con la creencia prehispánica de que ellos regresan para disfrutar de los festejos, que suelen amenizar con música de mariachi. Otros colocan en sus casas y trabajos altares con fotografías y la comida preferida de sus difuntos para recordarlos en su día.

Pero este año la celebración se convirtió además en una protesta por la desaparición a manos de policías de un grupo de alumnos de una humilde escuela rural del estado de Guerrero, en uno de los peores episodios de la violencia que sacude al país desde hace años y que recrudeció en las últimas semanas.

"Es una manera de decir que aquí estamos. Yo me siento indignado y con mucha impotencia", dijo Arturo Maldonado, un escultor de 49 años que colocó libros para los estudiantes en un pequeño altar que forma parte de un festival por el Día de Muertos organizado en la capital del país.

En la emblemática Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estudiantes y profesores colocaron ofrendas exigiendo el regreso a casa de los jóvenes, de quienes nada se sabe desde que fueron detenidos a finales de septiembre por órdenes de un alcalde que temía que la manifestación que realizaban arruinara un encuentro político.

Los jóvenes fueron atacados por policías en la ciudad de Iguala y entregados a sicarios después de una protesta en la que habían tomado autobuses para juntar dinero para la escuela de magisterio de Ayotzinapa a la que asistían. En el enfrentamiento dos muchachos murieron baleados y otro más fue encontrado muerto más tarde con el rostro desollado.

ALTARES REFLEJAN INDIGNACIÓN   Continuación...