Autoridades mexicanas investigan a policías por asesinato de tres hermanos estadounidenses

sábado 1 de noviembre de 2014 12:39 CST
 

MÉXICO DF, 1 nov (Reuters) - Autoridades mexicanas dijeron el sábado que indagaban a policías de una norteña ciudad fronteriza por el asesinato de tres jóvenes estadounidenses, en momentos en que el Gobierno batalla para encontrar a docenas de estudiantes que desaparecieron tras ser detenidos en el sur del país.

Los cuerpos de los tres hermanos, de entre 21 y 26 años, fueron localizados el miércoles con los pies y las manos atadas y un tiro en la cabeza, dijo en un comunicado la fiscalía del estado mexicano de Tamaulipas, uno de los más convulsionados por la violencia del narcotráfico en el país.

La fiscalía dijo que el viernes se presentaron a declarar nueve agentes de un cuerpo policial de elite de la ciudad fronteriza de Matamoros que, según testigos, habría participado en el secuestro de los jóvenes, ocurrido a mediados de octubre.

El jefe del grupo y el secretario local de Seguridad Pública también fueron llamados a declarar.

"Todos fueron citados como parte de las investigaciones", explicó la fiscalía, que dijo que había aplicado pruebas de ADN a los cadáveres para confirmar su identidad.

La fiscalía dijo que la muerte de los jóvenes se produjo el mismo día que fueron privados de su libertad.

"Podemos confirmar la muerte de los ciudadanos estadounidenses Erica, Alex, y José Ángel Alvarado cerca de Matamoros, México", dijo por su parte la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México en un comunicado.

Desde fines del 2006, decenas de miles de personas han muerto en México por la violencia del crimen organizado, pero la desaparición hace un mes de 43 estudiantes por agentes policiales coludidos con sicarios se ha convertido en el mayor dolor de cabeza que ha enfrentado el presidente Enrique Peña desde que asumió en el 2012.

No se sabe aún, al menos públicamente, si los muchachos están vivos o muertos, pero en su búsqueda las autoridades han encontrado varias fosas con decenas de cuerpos, poniendo en relieve la existencia de estos entierros clandestinos en varias zonas del país. (Reporte de Noé Torres. Editado por Marion Giraldo)