RPT-Agobiados por el dolor y la pobreza, familiares de estudiantes desaparecidos en México buscan a sus hijos

viernes 31 de octubre de 2014 04:46 CST
 

(Repite nota enviada en la noche del jueves, texto sin cambios)

Por Lizbeth Diaz

MEXICO DF, 30 oct (Reuters) - Con sus zapatos gastados, unos pesos en la bolsa y a veces el estómago vacío, familiares de 43 estudiantes desaparecidos en el empobrecido estado mexicano de Guerrero salen cada día desde hace semanas con la esperanza encontrar vivos a sus hijos.

Desde la noche del 26 de septiembre, cuando los jóvenes fueron atacados por policías en la ciudad de Iguala y entregados a sicarios después de una protesta en la que habían tomado autobuses para juntar dinero para la escuela rural de magisterio a la que asistían, las vidas de los familiares dieron un giro.

La mayoría de ellos son campesinos que desafían el implacable sol con sombreros de paja para salir a escudriñar el monte con palas en busca de sus seres queridos y a pegar carteles con los rostros de los desaparecidos.

"Cuando regreso a mi casa me da tristeza (...) ver a mis hijos que no les llevo nada (...), sin algo bueno, que ya encontré a su hermano", dijo Emiliano Navarrete, un delgado campesino y de rostro curtido padre de uno de los jóvenes.

Decenas de policías y sicarios de la organización criminal Guerreros Unidos fueron arrestados. Confesaron haberse llevado a los estudiantes por órdenes del alcalde de Iguala y su esposa, que temían que la manifestación arruinara un encuentro político. Ambos están prófugos y las autoridades tienen pocas dudas de sus vínculos con el crimen organizado.

No se sabe aún, al menos públicamente, si los muchachos están vivos o muertos. La fiscalía federal dice que necesita tiempo para procesar exámenes de ADN a 38 cuerpos encontrados en fosas en la zona.

Pero la paciencia de las familias empieza a agotarse.   Continuación...