Caos tras huracán Odile en norte de México, otra tormenta se aproxima

jueves 18 de septiembre de 2014 13:10 CDT
 

Por Germán Medrano

SAN JOSE DEL CABO, México, 18 sep (Reuters) - Miles de turistas aún esperaban el jueves ser evacuados de la península de Baja California, en el noroeste de México, devastada por el paso del huracán Odile, mientras los habitantes de la zona clamaban desesperados por agua, electricidad y seguridad tras el saqueo de varios supermercados.

El huracán tocó tierra el domingo con categoría 3 en el sur de la península, muy visitada por turistas estadounidenses que acuden al lugar conocido como Los Cabos, dejando una estela de destrucción pocas veces vista en la zona que acarreó a su vez escasez de víveres y medicinas.

Dos personas murieron arrastradas por la corriente cuando trataban de cruzar un arroyo en medio de la tormenta en la localidad de Santa Rosalía, reportaron autoridades locales.

Imágenes de televisión mostraron a decenas de personas entrando a supermercados en San José del Cabo y Cabo San Lucas, de donde sacaban el miércoles desde cervezas hasta bicicletas y televisores.

Los pocos comercios que abrieron el jueves estaban siendo protegidos por vecinos armados con bates y palos, según testigos de Reuters.

Ni los cajeros automáticos ni el servicio telefónico estaba funcionando.

En La Paz, capital del estado Baja California Sur, cientos de casas estaban dañadas y grupos de pobladores rompieron la red de alcantarillado para llevarse agua en cubetas.

"No tenemos agua para los baños ni para la comida, ya tenemos dos días. Nos organizamos y tenemos que venir a sacar agua de aquí", dijo Isabel Aguirre en la colonia La Pasión.   Continuación...