ENFOQUE-Veinte años después del éxodo, balseros cubanos siguen llegando a EEUU

sábado 13 de septiembre de 2014 07:14 CDT
 

Por David Adams

MIAMI, 13 sep (Reuters) - Alicia García recuerda vívidamente su rescate en el mar hace 20 años durante el éxodo masivo de balseros que salieron de Cuba, un dramático suceso que cambio la vida de miles de personas y las relaciones entre la isla de Gobierno comunista y Estados Unidos.

"No pensamos que lo lograríamos. Oramos y nos pusimos en las manos de Dios", dijo García al contar su terrible experiencia de seis días junto a otras cinco personas, aferradas a una balsa hecha con cámaras de camiones y cuerdas.

Las salidas ilegales por vía marítima desde Cuba están nuevamente en alza y funcionarios estadounidenses sostienen que más de 2.000 inmigrantes han sido recogidos por la Guardia Costera de Estados Unidos en los últimos 12 meses. Esta es la cifra más alta de los últimos seis años.

Muchos más están pasando sin que nadie lo advierta, partiendo desde la parte occidental de la isla a bordo de endebles embarcaciones de fabricación casera, en una arriesgada apuesta para cruzar el Caribe hacia Honduras, con la esperanza de finalmente cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

A fines de agosto, 17 cubanos fueron rescatados por la Armada de México tras casi un mes en el mar y 20 días sin comer. Los detalles no están del todo claros, pero más de una decena de personas pueden haber fallecido por deshidratación, con los sobrevivientes viéndose obligados a lanzar los cuerpos al mar.

La ciudad de Manzanillo, en el este de Cuba y donde residían la mayoría de las víctimas, llevó a cabo una misa en una iglesia católica el viernes por la noche.

"Mi esposa, ella no se atreve a decirme lo que realmente ocurrió. Es demasiado terrible", dijo José Caballero, esposo de una de las sobrevivientes que viajó en diciembre desde Cuba siguiendo una ruta similar y actualmente vive en Texas.

Según las últimas cifras de Estados Unidos, más de 14.000 cubanos han cruzado la frontera suroeste de Estados Unidos ilegalmente desde el 1 de octubre, casi el triple respecto al número registrado hace cuatro años.   Continuación...