ACTUALIZA 1-Pdte. México condena despliegue Guardia Nacional en frontera con Texas

viernes 12 de septiembre de 2014 14:59 CDT
 

(Actualiza con comentarios de la oficina del gobernador Rick Perry)

MEXICO DF, 12 sep (Reuters) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó el uso de la Guardia Nacional por parte del gobernador de Texas con el fin de frenar la inmigración ilegal a través de la frontera con Estados Unidos.

El gobernador Rick Perry, considerado un posible contendiente para las elecciones primarias del Partido Republicano, dijo esta semana que enviaría hasta 1,000 efectivos a la frontera con México para frenar las actividades delictivas vinculadas con los cárteles de la droga.

Perry dijo también que las tropas eran necesarias porque la Patrulla Fronteriza no es suficiente para lidiar con el fuerte incremento en la cantidad de niños centroamericanos que están ingresando ilegalmente a Estados Unidos sin compañía de mayores.

"No sólo es desagradable, sino yo creo que es condenable", dijo Peña en una entrevista publicada el viernes por el periódico El Universal.

"Me parece que es una actitud completamente reprobable y tampoco resuelve un problema al que tenemos que hacerle frente de manera conjunta", dijo el mandatario refiriéndose a la inmigración.

Desde el despacho de Perry dijeron el viernes a Reuters que el gobernador ordenó el despliegue de efectivos para interrumpir la actividad criminal que amenaza a todos los estadounidenses, y que es principalmente resultado de la falta de compromiso con la seguridad de la frontera sur por parte del Gobierno federal de Estados Unidos.

Agregaron que si bien México ha avanzado en muchas áreas, el Gobierno no ha abordado el flujo de menores no acompañados en camino desde América Central hacia Estados Unidos.

"En lugar de cuestionar la decisión del gobernador Perry (...) queremos que el Gobierno mexicano trabaje más en cooperación con nosotros para hacer frente a este grave problema", dijo Lucy Nashed, secretaria de prensa de Perry en un correo a Reuters.

El gobernador de Texas ha sido cuestionado por el gasto que implica el despliegue de la Guardia Nacional, de 12 millones de dólares por mes, y porque el flujo de niños inmigrantes ha mermado fuertemente entre junio y agosto.

Peña aclaró que la relación entre México y Estados Unidos pasa por un buen momento y que la decisión del gobernador de Texas es un caso aislado, ya que otros estados fronterizos como California mantienen políticas de inmigración más amigables. (Reporte de Anahí Rama y David Alire García; editado por Hernán García)