A FONDO-Cadáveres sin nombre avivan impunidad del crimen organizado en México

viernes 29 de agosto de 2014 16:00 CDT
 

García, la mujer que llegó a pagar una excavación con sus ahorros, descubrió en el 2010 la foto de su marido en la página web del Servicio Forense pero con un número de expediente equivocado. Tras mucho insistir, la fiscalía admitió el error y autorizó a excavar la fosa donde, según los registros, su marido había sido sepultado con otras 15 personas. Pero sus restos no aparecieron.

Y aunque investigadores federales reabrieron recientemente los casos de personas desaparecidas en Tijuana, a estas alturas García perdió las esperanzas.

"Ni siquiera te contestan el teléfono", dijo la mujer a Reuters. "La verdad no creo que el Gobierno vaya a hacer algo por nosotros. Todo es una apariencia".

(Reporte de Lizbeth Díaz; Reporte adicional de Julia Symmes Cobb; Editado por Esteban Israel, Juana Casas y Anahí Rama)