EEUU reconsiderará algunas deportaciones a México bajo un acuerdo

miércoles 27 de agosto de 2014 21:29 CDT
 

Por Alex Dobuzinskis

LOS ANGELES, 27 ago (Reuters) - Las autoridades de Estados Unidos acordaron no presionar a los indocumentados del sur de California para que firmen sus deportaciones, bajo un pacto legal que más adelante podría permitir que algunos deportados regresen desde México para buscar la residencia legal en el país, dijeron el miércoles grupos de activistas.

El acuerdo alcanzado entre la Unión de Libertades Civiles Estadounidense (ACLU) y funcionarios federales deriva de una demanda presentada el año pasado a nombre de otros grupos de defensa de los derechos de inmigrantes y cerca de 10 inmigrantes que aceptaron los llamados "retornos voluntarios" a México.

Todos los inmigrantes tenían sólidas bases para que se les permitiera permanecer en Estados Unidos después de que ingresaron ilegalmente al país debido a lazos familiares y la falta de antecedentes criminales, y ahora se les permitirá presentar sus demandas ante cortes de inmigración de Estados Unidos, dijeron los abogados de ACLU.

El acuerdo es de alcance limitado debido a que la mayoría de las reformas acordadas por los funcionarios de inmigración de Estados Unidos se aplican sólo en el sur de California, donde la ACLU documentó lo que dijo eran prácticas engañosas y coercitivas que se remontan al 2009.

Las reformas incluyen que se permita el acceso telefónico a los inmigrantes indocumentados y dos horas para contactar a un asesor legal antes de decidir si firmarán un formulario de retorno voluntario, con el que renuncian a su derecho a buscar una audiencia para apelar a su deportación.

Las autoridades federales también acordaron garantizar que los inmigrantes sean informados que una vez que sean deportados tendrán prohibido el ingreso legal a Estados Unidos durante 10 años, declararon los abogados de ACLU.

Aún más, el acuerdo despeja el camino para que un juez federal de Los Angeles potencialmente permita que algunos inmigrantes mexicanos ya deportados bajo el proceso en cuestión regresen en los próximos meses para audiencias de inmigración, dijo Gabriela Rivera, abogada de ACLU en San Diego.

Tal fallo depende de que el juez certifique primero que todos los inmigrantes deportados desde el 2009 constituyen un grupo legal bajo el acuerdo.   Continuación...