MUNDIAL-DT Sabella espera que Argentina se suelte en amistosos, se entusiasma con preparación Messi

martes 3 de junio de 2014 17:18 CDT
 

BUENOS AIRES, 3 jun (Reuters) - Los amistosos que la selección argentina disputará esta semana servirán para que los futbolistas "se vayan soltando" tras varios días de prácticas enfocadas en cuestiones tácticas, dijo el entrenador Alejanro Sabella, quien se mostró entusiasmado por cómo ve a Lionel Messi, la gran figura de su equipo.

Argentina jugará el miércoles ante Trinidad y Tobago en Buenos Aires, y el sábado se medirá con Eslovenia en La Plata, antes de viajar a Brasil para el Mundial.

"Será importante para que se vayan soltando, hay algunos que no hacen fútbol formal por un tiempo, entonces trataremos de plasmar un poco lo que trabajamos esta semana y que vayan tomando ritmo de juego (...) es bueno que se junten y que jueguen", señaló Sabella en rueda de prensa.

"Que sigan formando esas pequeñas sociedades que se armaron, que se acople la línea defensiva y que el equipo sea lo más corto posible y que no sufra. Sabemos el valor de nuestros jugadores cuando tienen la pelota en sus pies", agregó.

En tanto, el entrenador se mostró confiado por lo que Messi ha mostrado en los entrenamientos.

"A Leo lo veo muy bien, contento, enchufado y con muchas ganas de colaborar con nosotros para que tengamos una buena Copa del Mundo", dijo Sabella.

Al ser consultado sobre el pedido de los hinchas de ganar la Copa en Brasil, el técnico advirtió que sus jugadores no deben creerse los mejores para no sufrir las consecuencias.

"Es una responsabilidad por la historia del fútbol argentino, por los jugadores y la pasión del hincha argentino. Los argentinos a veces nos creemos ser mejor de lo que somos, por esa fuerza de voluntad, el temple, pero a veces te relajás porque te crees más de lo que sos y te podés llevar un golpe. Tengo la presión de lo que todo el mundo piensa", señaló.

En la primera fase del Mundial, Argentina estará en el Grupo F junto a Bosnia, Irán y Nigeria. (Reporte de Luis Ampuero. Editado en español por Javier Leira)