Iglesia Católica de México denuncia penalmente por primera vez a supuesto sacerdote pederasta

miércoles 28 de mayo de 2014 14:37 CDT
 

MEXICO DF, 28 mayo (Reuters) - La Iglesia Católica en México, el segundo país donde tiene más fieles en el mundo, dijo el miércoles que denunció penalmente por primera vez a un sacerdote por presuntamente haber abusado sexualmente de al menos un menor de edad, luego de que el Vaticano ordenara su remoción.

El presidente del Colegio de Abogados Católicos de México, Armando Martínez, dijo que la denuncia contra Eduardo Córdova, el clérigo que habría abusado de un joven de 16 años, fue presentada la semana pasada por la Diócesis del central estado de San Luis Potosí.

"Es la primera vez a nivel nacional, no sé si mundial, pero sí que en México se denuncia penalmente a un sacerdote. No es una cuestión que nos enorgullezca, simplemente queremos que se haga justicia", dijo a Reuters Martínez vía telefónica.

Hasta el momento, la fiscalía estatal ha recibido solo una denuncia contra Córdova, pero organizaciones civiles de la región aseguran que el sacerdote habría abusado de decenas de jóvenes durante muchos años y que había sido denunciado ante la jerarquía católica desde 2004.

"La Arquidiócesis potosina ofreció cooperación a la Procuraduría General de Justicia del Estado para que se esclarezca este delito del que se le acusa a Córdova Bautista", dijo a Reuters un portavoz de la procuraduría (fiscalía).

El portavoz no aclaró si la fiscalía está buscando a Córdova para que declare o para detenerlo. El sacerdote era también maestro de un centro educativo católico.

Desde finales de 2013, el Papa Francisco anunció que habría fuertes sanciones para aquellos sacerdotes que hubieran cometido pederastia, dando pie a la creación de la comisión contra el delito que está integrada por ocho sacerdotes.

En el pasado, la Iglesia Católica ha sido acusada de encubrir a clérigos pederastas, así como de imponer laxas sanciones como su simple remoción, retiro del ejercicio sacerdotal o simplemente cambiarlos de sede.

Uno de los casos más emblemáticos en México fue el del fundador de la poderosa orden de Los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, acusado de haber abusado sexualmente de decenas de jóvenes y de quien las víctimas dicen fue protegido por el fallecido Papa Juan Pablo II.

El sacerdote, que fundó un verdadero imperio económico de universidades, colegios y propiedades, murió en el 2008 luego de que el entonces Papa Benedicto XVI le ordenara retirarse a una vida de oración, pero sin que prosperara ningún juicio penal en su contra. (Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Anahí Rama)