MUNDIAL-Argentina debe mejorar en defensa para ser equipo equilibrado, dice Mascherano

miércoles 28 de mayo de 2014 11:40 CDT
 

BUENOS AIRES, 28 mayo (Reuters) - La selección argentina de fútbol deberá mejorar varias cosas en defensa para lograr ser un equipo equilibrado y llegar a las instancias finales del Mundial, dijo el miércoles el centrocampista Javier Mascherano en rueda de prensa.

Mascherano hizo referencia a la preocupación que tantas veces expuso el técnico Alejandro Sabella de que el equipo se descompensa debido a la presencia de jugadores como Lionel Messi, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Angel Di María.

"Tenemos muchas cosas por mejorar, somos un equipo que al ser tan directo y tener jugadores de características ofensivas nos toca sufrir un poco en defensa", dijo Mascherano en el predio deportivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en las afueras de Buenos Aires.

"Creo que lo más importante es tratar de encontrar ese equilibrio en el retroceso para que no nos lastimen y no dar la posibilidad de ver a un equipo con falencias. Estas tres semanas van a ser importantes para congeniar en una idea y solucionar esa situación", agregó Mascherano.

El centrocampista ya había calificado a la "albiceleste" como un equipo "anárquico" por la gran potencia que tiene de mitad de cancha hacia adelante.

Argentina comenzó el lunes los entrenamientos con el plantel casi completo para el Mundial, que se jugará del 12 de junio al 13 de julio. En las puertas del predio de la AFA, los hinchas hacen guardia para alentar a sus jugadores y pedirles que vuelvan de Brasil con la Copa.

"La presión o ansiedad uno la palpa de la gente, hace mucho que Argentina no logra estar entre los cuatro finalistas de un Mundial y eso para un país tan futbolero como éste es mucho tiempo", destacó Mascherano.

"Están las condiciones dadas para hacer un gran Mundial", expresó el jugador del Barcelona de España.

En la primera ronda de la Copa del Mundo, Argentina integrará el Grupo F y se medirá con Nigeria, Irán y Bosnia. (Reporte de Luis Ampuero. Editado por Javier Leira)