Gobierno México refuerza seguridad en estado que rodea la capital por aumento violencia

lunes 31 de marzo de 2014 17:39 CST
 

MEXICO DF, 31 mar (Reuters) - El Gobierno de México anunció el lunes que asumirá el control de la seguridad en gran parte del Estado de México, que rodea a la capital, enviando refuerzos policiales y militares para contener la creciente violencia generada por grupos criminales que se han desplazado hacia esa región.

Cifras oficiales muestran que en el primer bimestre del 2014 el número de homicidios creció un 40 por ciento interanual a 785, mientras que el de denuncias por secuestros se disparó un 70 por ciento a 37 en el estado, el de mayor densidad poblacional y un importante centro actividad industrial.

"Analizamos la condición que está viviendo en este momento el Estado de México (...) Se había venido teniendo mayores dificultades en el tema de seguridad", dijo en un mensaje a la prensa el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio.

El operativo que comenzó el fin de semana contempla, entre otras cosas, duplicar la cantidad de militares, marinos y policías federales que vigilarán la zona, sobre todo en el área del sur del estado que fue gobernado por el actual presidente Enrique Peña.

Autoridades mexicanas han reconocido que esta violencia puede ser parte de un efecto que se conoce como "cucaracha", en el que integrantes de grupos criminales buscan nuevos espacios al ser expulsados de otras regiones donde se llevan a cabo operativos de seguridad.

En las últimas semanas se han incrementado los ataques de grupos armados a bares, con decenas de muertos y heridos; cadáveres colgados en puentes, hombres y mujeres asesinados y arrojados en zonas públicas en el Estado de México, luego de operativos en otros estados limítrofes.

Pese a la captura de algunos capos del narcotráfico, como la reciente aprehensión del jefe del peligroso cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, el crimen organizado sigue teniendo una fuerte presencia en el país.

Cerca de 82,000 personas han muerto y unas 27,000 están desaparecidas desde que el ex presidente Felipe Calderón lanzó a finales del 2006 una campaña contra los cárteles de la droga, dando algunos golpes pero generando una mayor violencia del crimen organizado, que se ha extendido a casi todo el país.

Los cárteles han diversificado sus operaciones y además del tráfico de drogas se dedican a extorsionar y secuestrar. (Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Ana Isabel Martínez)