ACTUALIZA 1-Gobierno México se compromete a no cambiar más régimen fiscal durante mandato Peña

jueves 27 de febrero de 2014 12:20 CST
 

(Actualiza con citas y detalles)

MEXICO DF, 27 feb (Reuters) - El Gobierno de México dijo el jueves que no propondrá nuevos impuestos ni modificará los existentes en lo que resta del mandato del presidente Enrique Peña Nieto, respondiendo así a demandas de los empresarios tras una reforma fiscal que entró en vigencia este año.

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presentó el llamado Acuerdo de Certidumbre Fiscal que implica que no habrá cambios impositivos hasta el 30 de noviembre del 2018, cuando finaliza la gestión del actual Gobierno.

"El Ejecutivo federal se compromete ante la sociedad mexicana a no proponer al Congreso de la Unión nuevos impuestos, a no proponer al Congreso de la Unión aumentar las tasas de los impuestos existentes y a no proponer al Congreso de la Unión reducciones o eliminación de beneficios fiscales o exenciones existentes", dijo Videgaray en un mensaje público.

Sin embargo, aclaró que el Gobierno podría proponer cambios "en respuesta a eventos macroeconómicos sustanciales y extraordinarios" ante los cuales sea inevitable la modificación de impuestos.

El funcionario dijo que el acuerdo cuenta con el respaldo de distintas instancias de la sociedad, como empresarios, trabajadores y representantes de los consumidores.

La fiscal es una de las reforma más ambiciosas del programa de gobierno de Peña Nieto, que asumió la presidencia el 1 de diciembre del 2012, y aunque no fue aprobada por el Congreso tal como estaba planteada introdujo cambios importantes a la estructura tributaria de la segunda economía latinoamericana.

Entre otros incluyó mayores tasas impositivas a quienes más ganan y tributos a las bebidas azucaradas y comida "chatarra", así como a las ganancias en bolsa. Además, homologó la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en los estados fronterizos al 16 por ciento, desde un 13 por ciento anterior.

Estas medidas provocaron que muchos empresarios presentaran recursos de amparo en contra de la reforma, y pidieran que el Gobierno diera certidumbre de que no habrá más modificaciones tributarias en los próximos años.

Con la reforma, el Gobierno espera recaudar alrededor del 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2014 y algo menos del 2.7 por ciento para el 2018. (Reporte de Noé Torres, escrito por Anahí Rama; editado por Hernán García)