27 de febrero de 2014 / 8:03 / hace 4 años

Cientos de personas marchan para pedir liberación de narco mexicano "El Chapo" Guzmán

Por Michael O‘Boyle

CULIACAN, México, 27 feb (Reuters) - Más de un millar de personas marcharon el miércoles por las calles de la capital del estado natal del capo mexicano del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán para exigir su liberación.

La multitud de jóvenes, muchos de ellos vestidos de blanco, exhibía mensajes que decían “Queremos libre al Chapo” y “Exigimos no extradición” mientras desfilaban por el centro de Culiacán, en el estado noroccidental de Sinaloa.

Muchachos lucían camisetas blancas garabateadas con mensajes escritos en rotulador en apoyo a “El Chapo”, mientras que adolescentes en uniforme escolar coreaban “Chapo, Chapo”.

“El Gobierno no da nada de oportunidades de trabajo”, dijo Daniel García, un desempleado de 20 años de edad. “La situación honestamente está muy difícil. El da ayuda a los jóvenes dando estos trabajos”.

Guzmán, que surgió desde sus orígenes humildes hasta convertirse en uno de los más poderosos capos de la droga en la historia, fue capturado el sábado en una redada en la ciudad costera de Mazatlán, 200 kilómetros al sureste de Culiacán.

El presidente Enrique Peña Nieto dijo el miércoles que no habría una extradición rápida a Estados Unidos para Guzmán, citando el hecho de que aún enfrenta una pena de prisión pendiente luego de protagonizar una fuga de la cárcel en el 2001.

Guzmán y su cártel de Sinaloa son sospechosos de enviar miles de millones de dólares en cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana a través de la frontera hacia Estados Unidos.

Algunos en la multitud dieron crédito a Guzmán y su cártel por mantener a la ciudad libre de las extorsiones y secuestros que afectan a otras partes de México, donde imperan pandillas rivales.

Aunque los funcionarios de seguridad culpan al cártel de Sinaloa de miles de homicidios por la violencia de las bandas que ha sacudido a México en la última década, la organización de Guzmán era vista por muchos como una amenaza menor para el público frente a sus rivales más sangrientos.

La marcha se desarrolló en un ambiente festivo y los asistentes avanzaron hasta la catedral central de la ciudad.

Bandas de música tocaron canciones conocidas por ser las favoritas de Guzmán, el hombre más buscado de México y el primer enemigo público número uno desde el famoso gángster de Chicago Al Capone. Una mujer llevaba una pancarta que decía “Chapo, hazme un hijo”.

No quedó claro exactamente quién había organizado la marcha. Al comienzo, hombres jóvenes repartieron camisetas blancas y pancartas impresas profesionalmente.

Otros jóvenes en camionetas, con sus rostros cubiertos por pañuelos, repartieron agua y tamales de maíz a la multitud cuando esta llegó al final de la ruta de la marcha.

Volantes que publicitaban la marcha fueron distribuidos en la ciudad más temprano en el día y muchos residentes pensaron que era una broma. Las marchas políticas son comunes en México, pero no las manifestaciones a favor de capos de la droga.

“Es sorprendente”, dijo Rosa, de 40 años, una analista de laboratorio que no quiso dar su apellido, mientras miraba desde la acera en medio de la multitud de compradores y personas que salían del trabajo. “Es cierto lo que dicen que no hay violencia, que no hay extorsiones”.

Aún así, la escena festiva se crispó después de que la policía ingresó entre la multitud. La situación se volvió tensa cuando los oficiales fueron rodeados por manifestantes burlándose y muchos comenzaron a huir mientras la policía roció a la multitud con gas pimienta.

Reporte de Michael O'Boyle

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below