Tribunal electoral El Salvador sanciona al presidente Funes por intervenir en elecciones

miércoles 26 de febrero de 2014 16:43 CST
 

SAN SALVADOR, 26 feb (Reuters) - El presidente de El Salvador, el izquierdista Mauricio Funes, fue sancionado por segunda vez en lo que va de la campaña para las elecciones presidenciales de su país por utilizar propaganda a favor de su Gobierno, dijo el miércoles el Tribunal Supremo Electoral.

El mandatario salvadoreño, un locuaz periodista de televisión hasta que asumió la presidencia en 2009, ha aparecido repetidamente en medios y anuncios publicitarios criticando al partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (Arena), de derecha, y ha pedido abiertamente a la población no votarlo.

Su actitud le ha valido duras críticas de sus adversarios y dos sanciones del Tribunal, que además le ha ordenado retirar la publicidad y pagar una multa de más de 1.000 dólares de su salario, y no de fondos públicos.

"El Tribunal, después de escuchar a las partes, ordenó condenar al presidente al pago de mil dólares y ordenó que suspendiera el spot sobre logros de transparencia y de caminos por tener connotación electoral", dijo el Tribunal en su resolución.

El código electoral salvadoreño establece que durante los días de campaña, el Gobierno tiene prohibido inaugurar obras o dar a conocer logros de su gestión para no influir a los votantes.

El Salvador realizará una segunda ronda electoral el 9 de marzo entre el candidato del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el ex comandante guerrillero y actual vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén, y el ex alcalde capitalino Norman Quijano, de Arena.

Ambos quedaron primero y segundo, respectivamente, en la primera vuelta realizada el 2 de febrero, pero sin alcanzar la mitad de los votos más uno requerida para obtener la presidencia.

Todas las encuestas divulgadas antes de la segunda ronda colocaron con una amplia ventaja a Sánchez Cerén.

El TSE ha recibido también otros 76 denuncias de propaganda inadecuada, entre ellos contra organismos civiles de derecha y el uso de la crisis de Venezuela para fines electorales. (Reporte de Nelson Rentería, editado por Anahí Rama y Ricardo Figueroa.)