Precios bonos EEUU caen, atención puesta en Washington por estancamiento fiscal

miércoles 9 de octubre de 2013 17:00 CDT
 

Por Ellen Freilich

NUEVA YORK, 9 oct (Reuters) - Los precios de los bonos estadounidenses cayeron el miércoles mientras el mercado se mantenía en un limbo, esperando que los legisladores reviertan la paralización parcial de la administración pública y eleven el tope del endeudamiento del país.

Los mercados tomaron la esperada nominación por parte del presidente Barack Obama para que Janet Yellen sea la presidenta de la Reserva Federal como una señal de que el banco central se mantendrá con una política expansiva, mientras intenta impulsar la actividad económica y rebajar el desempleo.

La divulgación de las minutas de la última reunión de política monetaria de la Fed provocó pocas reacciones en el mercado de deuda pública, porque los inversores estaban más atentos a lo que vendrá.

En general, en las últimas dos semanas los inversores han estado en los márgenes del mercado ya que dudan sobre realizar nuevas operaciones en medio de un punto muerto en las negociaciones políticas sobre el presupuesto en Washington.

La reacción relativamente tranquila en el mercado de deuda a los acontecimientos en Washington hasta ahora se debe a que los inversores ya han visto el mismo drama anteriormente y a las expectativas de que se alcanzará una solución de última hora.

El Gobierno ingresó el miércoles a su noveno día de cierre parcial y han aumentado los temores a que el conflicto político podría impedir un incremento del límite de endeudamiento del país.

La nota referencial a 10 años bajó 7/32 en precio para rendir un 2,66 por ciento, un alza desde el 2,64 por ciento del cierre del martes.

El Tesoro vendió el miércoles 21.000 millones de dólares en deuda a 10 años, el segundo tramo de una venta total de 64.000 millones de dólares de esta semana. También subastará 13.000 millones de dólares en bonos a 30 años el jueves.

La divulgación de datos económicos del Gobierno, incluido el de comercio mayorista el miércoles y la crucial cifra de nóminas no agrícolas que estaba programada para el viernes pasado, ha sido retrasada por la paralización federal, enturbiando el panorama para el estado de la economía. (Reporte adicional de Karen Brettell; editado por Manuel Farías)