7 de agosto de 2013 / 19:42 / en 4 años

ACTUALIZA 1-Presidente México sopesa reforma energética, posterga presentación

* Estaba previsto que la iniciativa fuera presentada esta semana

* Presidente evalúa costos políticos y detalles de la propuesta

* Proyecto incluiría cambios a artículos Constitución que regulan industria (Agrega citas, contexto, cambia primer párrafo)

Por Anahi Rama y Ana Isabel Martinez

MEXICO DF, 7 ago (Reuters) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, postergó para la próxima semana la entrega de su controversial reforma energética mientras afina detalles y evalúa los costos políticos de la iniciativa, que busca atraer inversión privada al reservado sector y aumentar su productividad.

El mandatario dijo el martes que esperaba presentar su propuesta en el transcurso de esta semana. Sin embargo, fuentes de su partido político así como legisladores informaron que pospuso el plan porque lo está revisando minuciosamente.

No obstante, para algunos analistas y legisladores Peña estaría sopesando los alcances de la reforma y sus costos políticos, pues podría tocar temas álgidos sobre la propiedad, rectoría y explotación del petróleo, visto como un símbolo de soberanía y nacionalismo porque está en manos del Estado.

Algunos legisladores del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) han dicho que la iniciativa buscaría cambios a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, pero otros han dicho que aún no está claro si incluirá el sensible 27, que prohíbe expresamente las concesiones.

“Hay cambios constitucionales a más de un artículo. Eso está definido”, dijo una alta fuente del partido quien pidió el anonimato y declinó responder preguntas sobre si el artículo 27 iba en la iniciativa.

Para otros, el presidente está poniendo en la balanza los riesgos y los costos de la propuesta, que desde su campaña ha vendido como inprescindible para modernizar a la industria petrolera local, manejada por el monopolio estatal de Pemex, y apuntalar la segunda economía de Latinoamérica, conjuntamente con otras reformas económicas clave.

“Yo creo que más bien están haciendo sus valoraciones internas y sus consultas internas de hasta dónde estarían buscando responder a un sector de sus electores, de sus apoyadores...están valorando ese riesgo político”, dijo el jefe del izquierdista PRD, quien afirmó que los priístas dijeron que la intención de Peña era consignar su iniciativa el lunes.

Para el político, en el seno del PRI hay dos grandes visiones sobre si la reforma debe o no pasar por modificaciones a la carta magna, pero al final “unos y otros también no dejan de valorar el impacto social y político que tendría”.

REFORMA CLAVE, FUERA DEL PACTO

Para otros políticos, Peña simplemente está haciendo revisiones finales para presentar una propuesta sólida.

“El presidente está ultimando detalles, revisando artículo por artículo, quiere presentarla con más certidumbre”, dijo el miércoles bajo condición de anonimato otro legislador del PRI involucrado en el tema.

La reforma -que busca abrir espacios a la inversión privada en petróleo, gas y electricidad para elevar la producción y generar competencia- es una de las más sensibles para los mexicanos y un punto de desencuentro político.

Las diferencias en torno a cómo debe manejarse y optimizarse el manejo del sector han hecho que las tres principales fuerzas políticas del país vayan con propuestas diferentes y separadas, al margen de un acuerdo político denominado Pacto por México de donde han salido iniciativas legislativas por consenso.

El derechista Partido Acción Nacional (PAN) propuso la semana pasada una amplia reforma que pasa por cambios a la Constitución para otorgar hasta ahora las prohibidas concesiones, pero el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) se niega tajantemente a reformar la carta magna.

Otros, de la izquierda más radical, aseguran que Peña busca al final privatizar la riqueza petrolera y están llamando a movilizaciones en contra de la “privatización de Pemex”, una de las principales petroleras del mundo pero con una producción estancada en unos 2.5 millones de barriles por día (bpd).

“No habrá reforma en el Pacto ... En esta reforma no hubo las condiciones de acuerdo y la propia naturaleza de la reforma obligó en un primer término que nosotros dejamos muy claro las posiciones ... No íbamos a acompañar en el Pacto una reforma privatizadora. No podemos”, dijo a Reuters el diputado perredista Luis Espinoza.

El PAN, que gobernó el país hasta noviembre, ha dicho que sólo discutirá la reforma energética si antes se procesa una reforma electoral que incluya la segunda vuelta para la elección presidencial y la desaparición de los institutos electorales estatales que considera que muchas veces están en favor del PRI.

Aunque México es el décimo mayor productor mundial de crudo, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, la producción se ha reducido en una cuarta parte tras un pico de 3,4 millones de barriles por día en el 2004.

Además tiene que importar casi la mitad de la gasolina que consume debido a una falta de capacidad de refinación. (Reporte adicional de Simon Gardner, David Alire, Gabriel Stargardter)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below