Caída en oro reciclado equilibra superávit en mercado: Consejo del Oro

martes 6 de agosto de 2013 09:12 CDT
 

KALGOORLIE, Australia, 6 ago (Reuters) - Una caída dramática en el reciclado de joyería de oro ayudó a equilibrar el mercado global de oro, en superávit actualmente, lo que podría abrir el camino a una recuperación en los precios, dijo el martes el Consejo Mundial del oro, un organismo financiado por la industria.

El director ejecutivo de inversión del Consejo, Marcus Grubb, dijo que el suministro de oro debido al reciclado caería por 300 toneladas en 2013, casi un quinto de las 1.600 toneladas del año pasado, debido a que los precios bajos del oro desalientan la venta de joyas para obtener dinero entre la gente.

"El reciclado se relaciona en forma positiva con el precio del oro", dijo Grubb a Reuters al margen de la conferencia minera Excavadores y Comerciantes.

"En un mercado alcista el reciclado sube con el alza del precio, cuando al contrario cae el precio, como vimos este año, uno ve una caída en el reciclado porque la gente no cree que obtendrá un buen precio por su oro", dijo el directivo.

Grubb dijo que la caída comenzó en el primer trimestre cuando el reciclado cayó un cuatro por ciento al tiempo que los precios disminuían y se aceleró en abril cuando el oro vio su caída más fuerte en 30 años.

Datos económicos globales fuertes han golpeado el atractivo del oro como refugio seguro, las compras de objetos de oro en los principales consumidores, la India y China, permanecen moderadas y operadores prevén más caídas en el precio.

La mayor parte del oro reciclado proviene de la India y China, donde individuos tienen 20.000 y 10.000 toneladas respectivamente, dijo Grubb.

La disminución en el reciclado combinado con una menor cantidad de producción de oro "nuevo" desde la minería ayudaban a compensar las 650 toneladas adicionales que llegarían al mercado en 2013 mientras fondos de mercado corrigen sus carteras, según Grubb.

"Lo que esto ha hecho es crear este año un superávit temporario", dijo Grubb.   Continuación...