Gobierno de Libia intenta terminar con huelgas sector petrolero

lunes 5 de agosto de 2013 08:16 CDT
 

TRIPOLI, 5 ago (Reuters) - El Gobierno de Libia está trabajando para poner fin a las protestas en las instalaciones petroleras, que han provocado el recorte de sus exportaciones y han hecho que su producción crezca apenas la mitad de su tasa normal, informó el lunes la autoridad del sector.

Las interrupciones en esa actividad clave del país del norte de Africa podrían mermar sus ingresos estatales.

Como parte de la última oleada de descontento, guardias de seguridad, en demanda de mejores sueldos, cerraron las principales terminales de exportación petrolera de Es Sider y Ras Lanuf.

En julio, las protestas realizadas en demanda de más empleos en el sector petrolero provocaron el cierre del terminal Zueitina.

El ministro del Petróleo, Abdelbari al-Arusi, dijo que los tres terminales estaban cerrados el lunes ante el inicio de la segunda semana de huelgas. Operadores informaron que el volumen de envíos era cercano a los 425.000 barriles por día (bdp), menos de la mitad de los niveles normales.

"Hoy nos reuniremos con las familias de los manifestantes para llegar a una solución para la crisis. Además hemos designado a un nuevo jefe de la fuerza de seguridad petrolera", dijo Arusi en una conferencia de prensa.

"La producción ha mejorado fuertemente a cerca de 700.000 barriles por día y llegará a los 800.000 barriles diarios después de la festividad del Eid".

La festividad musulmana del Eid se inicia esta semana.

El ministro dijo la semana pasada que las protestas habían reducido la producción petrolera de Libia de 1,4 millones de bpd a 330.000 bpd.

Antes de las manifestaciones, la producción libia se había recuperado a la tasa de 1,6 millones de bpd vista antes del conflicto civil que llevó al derrocamiento de Muammar Gaddafi, en 2011. (Reporte de Feras Bosalum. Traducido al español por Janisse Huambachano. Editado por Mónica Vargas)