Dólar bajo presión antes de reuniones de bancos centrales

lunes 29 de julio de 2013 03:48 CDT
 

Por Marc Jones

LONDRES, 29 jul (Reuters) - Las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos enfatice esta semana sus planes para dejar sus tasas de interés cerca de cero mantenían al dólar en un mínimo de cinco semanas el lunes, mientras que las preocupaciones sobre la economía de China presionaban a los mercados de materias primas.

La Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra se reunirán esta semana. Se espera que todos repitan o afinen su "orientación hacia adelante" de que los costos de endeudamiento se mantendrán extraordinariamente bajos mientras el crecimiento esté por debajo del promedio y la inflación no sea una amenaza.

El dólar, que perdió un 1,2 por ciento la semana pasada por tercera pérdida semanal consecutiva, se mantenía presionado a 81,615 en momentos en que el comercio europeo se aceleraba, luego de tocar más temprano un mínimo en un mes contra el yen.

"El dólar se enfrenta a una serie de eventos de riesgo clave en la semana por delante con el lanzamiento del reporte del PIB estadounidense en el segundo trimestre y la última reunión de política monetaria del FOMC el miércoles seguida el viernes por el reporte de empleo de Estados Unidos para julio", dijo Lee Hardman, estratega de moneda de Bank of Tokyo Mitsubishi.

Dos acuerdos adicionales de fusión, esta vez en los sectores de medios de comunicación y farmacéuticas, se sumaban a una oleada de fusiones y adquisiciones en las últimas semanas para brindar impulso a las bolsas europeas.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas subía un 0,6 por ciento a 1.212 puntos a las 0745 GMT, con Londres, Francfort y París ganando entre un 0,5 y un 0,6 por ciento.

En contraste, los mercados de materias primas cedían en su mayoría, con el petróleo y el cobre en o cerca de mínimos de tres semanas.

Las bolsas de Asia también vieron un mal comienzo de la semana con los inversores preparándose para una nueva ronda de noticias económicas decepcionantes de China. El índice Nikkei de Japón cayó a un mínimo en cuatro semanas debido a que los temores se vieron agravados por la fortaleza del yen.

"Una sensación de cautela se avecina en el mercado, sobre todo porque los inversores están preocupados por la desaceleración de la economía china. Y cuando ven un riesgo en Asia, tienden a comprar el yen, y el mercado japonés es golpeado por eso", explicó Kyoya Okazawa, jefe de renta variable global de BNP Paribas.

En los mercados de deuda, los futuros de los bonos alemanes subían en un reducido volumen de negocios y los bonos de la periferia de la zona euro se debilitaban, pero los inversores se abstenían de realizar grandes apuestas antes de las decisiones de política monetaria y los datos de esta semana. (Reporte de Marc Jones. Editado en español por Carlos Aliaga)