Grupo armado asesina a comandante naval en violento estado mexicano de Michoacán

domingo 28 de julio de 2013 20:38 CDT
 

MEXICO DF, 28 jul (Reuters) - Hombres armados asesinaron el domingo a un comandante de alto rango de la Marina mexicana cuando viajaba en un vehículo en el occidental estado de Michoacán, en donde la violencia del narcotráfico ha crecido rápidamente en los últimos meses.

El vehículo del vicealmirante Carlos Miguel Salazar, comandante de la zona naval que incluye al popular balneario de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco vecino a Michoacán, fue interceptado y desviado de la carretera por la que transitaba hacia un camino alterno, dijo la Secretaría de Marina en un comunicado.

Aproximadamente 1.5 kilómetros más adelante lo esperaba un comando que disparó contra el vehículo con armas largas. Además de Salazar, en el ataque murió otro marino que no fue identificado.

Los comandantes de la zonas navales son los encargados de combatir el narcotráfico y otro tipo de crimen organizado en los puertos y vías marítimas, entre otras funciones.

La violencia del narcotráfico se ha convertido en problema difícil de controlar en algunas zonas de México, la segunda mayor economía de América Latina.

Cerca de 70,000 personas resultaron muertas en hechos presuntamente relacionados con el crimen organizado y otras 26,000 desaparecieron durante el Gobierno del anterior presidente Felipe Calderón, del 2006 al 2012.

Según datos oficiales, en lo que va del gobierno del presidente Enrique Peña, que asumió el poder en diciembre, la cifra de muertos asciende a más de 6,000 personas.

La Secretaría de Marina no precisó el número de marinos que viajaban con Salazar y aunque algunos reportes señalaron que en el vehículo iba su esposa, un portavoz de la Marina dijo a Reuters que el oficial era acompañado por una escolta femenina.

Gran parte de Michoacán, donde en 2006 Calderón emprendió su campaña frontal contra los cárteles de la droga desplegando al Ejército, es controlado por grupos del narcotráfico, que se enfrentan entre sí y con las autoridades.

En Tierra Caliente, una región de Michoacán, los traficantes realizan bloqueos de carreteras, abandonan los cadáveres de sus víctimas en zonas públicas con mensajes e imponen el cierre de comercios y empresas. (Reporte de Adriana Barrera y Lizbeth Díaz; editado por Esteban Israel)