19 de julio de 2013 / 0:06 / hace 4 años

Derecha México propone audaces concesiones en proyecto para abrir energía

Por Adriana Barrera

MEXICO DF, 18 jul (Reuters) - La derecha mexicana propuso el jueves una profunda apertura del sector energético del país, incluyendo concesiones a empresas privadas en exploración y producción de crudo y gas, además de que la petrolera estatal Pemex compita a la par con otras empresas del sector.

México se encuentra en medio de un creciente debate en torno a una esperada reforma al sector energético, en especial a la vital industria petrolera que, a través de Pemex, alimenta alrededor de una tercera parte de los ingresos del Gobierno.

El opositor Partido Acción Nacional (PAN) planteó, antes de que llegue una propuesta del Gobierno, crear un esquema de concesiones -prohibido hasta ahora- para la exploración y producción de petróleo, gas, shale gas (gas de esquisto) y shale oil (petróleo en rocas lutitas) en donde participarían Pemex, empresas privadas y público-privadas.

Crear concesiones implica modificar el artículo 27 de la Constitución, que prohíbe las concesiones y contratos en hidrocarburos, además de que reserva al Estado su explotación.

Pemex, un monopolio de Estado y uno de los mayores productores de crudo del mundo, es el único facultado para explotar los recursos por la producción de hidrocarburos. Muchos en México piensan que el país pierde soberanía si da demasiada entrada a privados en el sector.

“El modelo de la industria petrolera está agotado, es un modelo inviable e insostenible que necesita ser reformado a fondo para que vuelva a ser productivo”, dijo el presidente del PAN, Gustavo Madero, en conferencia de prensa.

Madero destacó que “la propiedad de los hidrocarburos seguirá siendo de la Nación”, pero no quedó claro cómo sería esto posible si se llegara a modificar la Constitución.

El PAN también propuso reformas a los artículos 25 y 28 de la Constitución, que rigen actividades económicas y áreas reservadas al Estado como el petróleo, la petroquímica básica y la electricidad, pero no dio más detalles.

La reforma energética, uno de los temas clave para el presidente Enrique Peña Nieto, ha puesto a prueba el Pacto por México, una alianza entre el gobierno y los opositores PAN y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), principalmente porque éste se opone a reformar la Constitución.

APOYO CON CONDICIONES

El PRD también propuso su propia reforma energética, pero ha planteado sólo cambios a leyes secundarias y darle mayor autonomía financiera a Pemex para que pueda invertir.

Hasta ahora, en el marco del Pacto se han concertado una reforma educativa, otra a las telecomunicaciones para impulsar la competencia en un sector dominado por los magnates Carlos Slim y Emilio Azcárraga, y otra al sector financiero.

Se esperan para septiembre las reformas fiscal y energética, ambas sensibles y vinculadas entre sí, según observadores, si es que se quiere reducir la fuerte dependencia que tiene el Estado de los ingresos por la venta de petróleo.

El Pacto es vital para Peña y su Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues éste no tiene mayoría absoluta en el Congreso bicameral.

Peña también se propone lograr mayor apertura al capital privado en el sector energético, pero no está claro si propondrá también una reforma constitucional.

Pero el apoyo del PAN no será gratis. Tanto este partido, que gobernó hasta el 2012, como el PRD, quieren que antes de tratarse la reforma energética se dé paso a una reforma política que incluiría una segunda vuelta electoral y medidas para combatir abusos de poder durante las elecciones, denunciadas en recientes comicios regionales.

El proyecto del PAN será presentada a la Comisión Permanente del Congreso, una representación de diputados y senadores que funciona durante los recesos de las cámaras, el 31 de julio.

El PAN propuso también una apertura al capital privado en refinación, transporte, distribución y almacenamiento de hidrocarburos, así como en la industria petroquímica.

Además planteó que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) se convierta en un organismo regulador de las actividades de exploración y producción de hidrocarburos y sea el encargado de otorgar las concesiones.

También propuso la creación de la creación del Fondo Mexicano del Petróleo, que se encargaría de administrar “la renta petrolera” y sacarla de las finanzas públicas. (Reporte de Adriana Barrera. Editado por Anahí Rama.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below