ANALISIS-Captura de líder de Los Zetas genera esperanza México puede vencer violentos cárteles

martes 16 de julio de 2013 14:17 CDT
 

Por Dave Graham

CIUDAD DE MEXICO, 16 jul (Reuters) - La espectacular captura del máximo líder del cártel Los Zetas es una nueva prueba de que las autoridades mexicanas están comenzando a ganar una prolongada lucha contra un grupo que ha hecho más que cualquier otro por mancillar la reputación del país con su brutalidad.

Pero incluso con Miguel Angel Treviño ahora en custodia, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto enfrenta la dura tarea de vencer a otros cárteles pese a crear una nueva fuerza policial militarizada para tomar las riendas de una batalla librada durante años por los militares.

El Gobierno mexicano dijo el lunes que había arrestado a Miguel Angel Treviño -también conocido por el seudónimo de Z-40- en una redada cerca de su ciudad natal Nuevo Laredo en la frontera con Estados Unidos.

En los últimos 10 meses, tres de los cuatro líderes más buscados de Los Zetas murieron o fueron capturados por las fuerzas armadas mexicanas, incluyendo a Treviño de 40 años, cuyo hermano menor Omar es ahora el único alto miembro del cártel que permanece prófugo.

En los últimos tres años, las atrocidades atribuidas a Los Zetas llevaron el conflicto de México con bandas de narcotraficantes a nuevos niveles de salvajismo, convirtiéndolo en el principal objetivo de los esfuerzos de Peña Nieto para restaurar el orden.

Incluso con un potencialmente devastador golpe al poderoso cártel, Peña Nieto enfrenta importantes desafíos en su misión de pacificar México, donde la violencia de los narcos llevó a algunas áreas del país a hacer justicia por mano propia el año pasado.

Atroces actos de violencia como la decapitación de 49 personas cerca de Monterrey el año pasado y el asesinato masivo de trabajadores migrantes en el noreste de México en el 2011 y 2010 contribuyeron a la impresión de que las autoridades no podían controlar a Los Zetas.

Más de 70.000 mexicanos han muerto por violencia vinculada al narcotráfico desde comienzos del 2007, cuando el Gobierno lanzó una ofensiva militar para vencer a los cárteles que generan grandes cantidades de dinero enviando drogas, como cocaína y marihuana, al lucrativo mercado estadounidense.   Continuación...