12 de junio de 2013 / 18:04 / hace 4 años

FUTBOL-La Copa Confederaciones no es un juego para irregular selección de Brasil

5 MIN. DE LECTURA

Por Brian Homewood

12 jun (Reuters) - Para la selección de fútbol de Brasil, la modesta Copa Confederaciones será cualquier cosa menos un simple calentamiento para el Mundial, en momentos en que el equipo y su técnico Luiz Felipe Scolari tratan de recuperar la confianza de su escéptica hinchada.

Cuando falta un año para ser los anfitriones del Mundial 2014, el pentacampeón mundial atraviesa por un bajón, con Scolari bajo presión apenas siete meses después de asumir el control del equipo.

Brasil aparece entre Gana y Mali en un decepcionante puesto 22 del último ranking de la FIFA y hasta el domingo no había vencido a ningún rival de alto nivel desde sus victorias sobre Italia y Argentina en 2009. El fin de semana goleó 3-0 a Francia como local en un amistoso que le sirvió como preparación para el torneo que arranca este sábado.

Ningún jugador brasileño estuvo en el podio del Jugador Mundial del Año desde Kaká en el 2007 y el mejor resultado reciente fue un puesto 13 para Neymar.

El rendimiento del "scratch" desde que Scolari tomó las riendas del equipo en noviembre tras el sorpresivo despido de Mano Menezes han sido cuatro empates poco alentadores, una derrota y dos victorias, contra Francia y el débil Bolivia.

Brasil tiene un equipo joven y promisorio pensando en la Copa Mundial del 2018, pero que no parece un desafiante de peso en el torneo del próximo año.

Sin embargo, los medios brasileños y el público no esperan menos que una contundente victoria de aquí a 12 meses. Lejos de intentar frustrar las expectativas, Scolari las atizó diciendo que Brasil tenía "el deber" de ganar la Copa Mundial del 2014.

Y si Brasil debe recuperar la credibilidad y el apoyo de su hinchada notoriamente difícil antes del Mundial, entonces la Copa Confederaciones, a menudo vista apenas como una serie de amistosos, será su única oportunidad de lograrlo.

Un mal rendimiento podría dejar a Scolari en una posición vulnerable, tomando en cuenta la naturaleza imprevisible de los dirigentes de la Confederación Brasileña de Fútbol.

Pero Scolari sabe a qué está jugando. "Felipão", como lo llaman en Brasil, fue nombrado técnico de la selección por primera vez en 2001, después que Emerson Leão fue despedido por malos resultados. Un año después, levantó la Copa en el Mundial de Corea del Sur y Japón.

¿Neymar Sobredimensionado?

Entre los jugadores, Neymar será el que esté más en foco de atención.

Contratado recientemente por el Barcelona, el jugador de 21 años es considerado la gran esperanza de Brasil para el futuro.

Capaz de correr a la velocidad de los defensas, avergonzar a sus rivales, improvisar y definir con estilo, es exactamente el tipo de jugador que los hinchas brasileños quieren.

Pero Neymar ha sido neutralizado a menudo por los defensores europeos de primer nivel, haciendo que sus críticos se pregunten si no está sobredimensionado.

Además, debe cargar con parte de la culpa cuando las cosas salen mal y fue el principal blanco de la insatisfacción de los hinchas cuando Brasil fue abucheado tras un empate 2-2 con Chile en abril.

Los críticos de Scolari se preguntan si el entrenador está actualizado con la evolución del fútbol internacional desde que condujo a Brasil a su quinto título mundial en 2002 y a Portugal a la final de la Eurocopa dos años después.

Mientras que Menezes intentó implantar un estilo de juego de pases estilo español pero con un "jeitinho" brasileño, Scolari regresó a las tácticas de hace 10 años, probadas y confiables.

Felipão no tiene tiempo para mediocampistas de mucho recorrido como Ramires o jugadores de más profundidad y prefiere colocar a dos centrocampistas de neto corte defensivo por delante de la zaga de cuatro jugadores.

Su esquema no permite los llamados falsos números nueve, que jueguen más por las bandas, y ha retomado la figura del centrodelantero clásico, un papel que confió hasta ahora a Fred, que marcó en sus últimas cinco apariciones.

Oscar dominará el mediocampo, aunque con apenas 21 años hay quienes temen que esté siendo sometido a demasiada presión, como ocurre con Neymar.

Scolari ha dejado claro que los jugadores que está llevando a la Copa Confederaciones serán la base de la selección que irá a disputar la Copa Mundial 2014.

Ronaldinho y Kaká quedaron fuera de la nómina, sugiriendo que sus carreras internacionales acabaron a menos que un pobre desempeño lleve e Scolari a reconsiderar su estrategia. (Reporte de Brian Homewood; editado en español por Esteban Israel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below