FUTBOL-La Copa Confederaciones no es un juego para irregular selección de Brasil

miércoles 12 de junio de 2013 13:01 CDT
 

Por Brian Homewood

12 jun (Reuters) - Para la selección de fútbol de Brasil, la modesta Copa Confederaciones será cualquier cosa menos un simple calentamiento para el Mundial, en momentos en que el equipo y su técnico Luiz Felipe Scolari tratan de recuperar la confianza de su escéptica hinchada.

Cuando falta un año para ser los anfitriones del Mundial 2014, el pentacampeón mundial atraviesa por un bajón, con Scolari bajo presión apenas siete meses después de asumir el control del equipo.

Brasil aparece entre Gana y Mali en un decepcionante puesto 22 del último ranking de la FIFA y hasta el domingo no había vencido a ningún rival de alto nivel desde sus victorias sobre Italia y Argentina en 2009. El fin de semana goleó 3-0 a Francia como local en un amistoso que le sirvió como preparación para el torneo que arranca este sábado.

Ningún jugador brasileño estuvo en el podio del Jugador Mundial del Año desde Kaká en el 2007 y el mejor resultado reciente fue un puesto 13 para Neymar.

El rendimiento del "scratch" desde que Scolari tomó las riendas del equipo en noviembre tras el sorpresivo despido de Mano Menezes han sido cuatro empates poco alentadores, una derrota y dos victorias, contra Francia y el débil Bolivia.

Brasil tiene un equipo joven y promisorio pensando en la Copa Mundial del 2018, pero que no parece un desafiante de peso en el torneo del próximo año.

Sin embargo, los medios brasileños y el público no esperan menos que una contundente victoria de aquí a 12 meses. Lejos de intentar frustrar las expectativas, Scolari las atizó diciendo que Brasil tenía "el deber" de ganar la Copa Mundial del 2014.

Y si Brasil debe recuperar la credibilidad y el apoyo de su hinchada notoriamente difícil antes del Mundial, entonces la Copa Confederaciones, a menudo vista apenas como una serie de amistosos, será su única oportunidad de lograrlo.   Continuación...